Endesa piensa ya en posibles usos industriales para el lago

34

El embalse, a punto de completarse al estar al 94,6% de su capacidad
[La Voz de Galicia] «El lago es una fuente de riqueza a futuro». Esta frase, pronunciada por el director territorial del Noroeste de Endesa, Francisco Aréchaga, refleja que la eléctrica ha comenzado ya a pensar en los posibles usos productivos del embalse que cubre el antiguo hueco minero. Y es que el lago está a punto de completar su llenado. De los 547 hectómetros -millones de metros cúbicos- de capacidad, solo le restan por acumular 30, el 5,4% del total. Que llegue a su fin depende del cielo, de que llueva conforme a lo propio de estas fechas. Puede ser cuestión de días o de pocas semanas pero, en cualquier caso, su fin es inmediato, con lo que culminará un proceso de cuatro años.


Por ello, es tiempo ya de la reflexión sobre lo que sucederá a medio y largo plazo con este espacio. «Endesa tiene ideas. El lago tiene que servir para todo, para ofrecer agua para beber, para bañarse, para el disfrute, para el recreo ecológico y también para otros usos productivos que sean compatibles con el resto de fines», afirma Aréchaga, quien no obstante, guarda prudencia ante los posibles proyectos.
Además de la lluvia, el lago ha recibido agua del río Eume y de la escombrera exterior, que después de años de cuidados, se ha transformado ya en un espacio «que compite con los parques naturales del entorno», como explica el alto directivo de Endesa.
La eléctrica está satisfecha con los resultados obtenidos con este proyecto. En el colosal agujero que dejó la mina a cielo abierto que durante décadas abasteció de mineral a la central «no se podía hacer otra cosa que el lago. Su tamaño determinó la solución, ya que para rellenarlo con escombros o con cualquier otro material se necesitarían miles de años», explica Francisco Aréchaga.
El lago, de cinco kilómetros de largo y de 2,5 de ancho, cuenta con una playa, una isla y varias charcas, entre otros. El director territorial del Noroeste de Endesa subraya la máxima calificación obtenida por la calidad de las aguas, «notablemente superior al objetivo inicial». De hecho, durante el pasado verano, los técnicos de la empresa apreciaron «una eclosión de peces tremenda», como consecuencia de las aportaciones del Eume y distintas especies de aves, como cormoranes y gaviotas, entre otras.
Ante la proximidad del fin del llenado, Endesa intensifica los contactos con las distintas administraciones, como Augas de Galicia, la Jefatura de Minas y el Concello de As Pontes, con las que tendrá que compartir responsabilidades sobre este espacio natural.
La aportación de estos recursos se ha efectuado en varios años
La intervención se ha efectuado en el hueco del yacimiento a cielo abierto de la mina de As Pontes, que proporcionó mineral a la central desde 1976 hasta el año 2007.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios