Una granja de As Pontes exportará este año bueyes a mercados de élite

507

[El Progreso] La explotación Casa de Gando Castrati, ubicada en la parroquia pontesa de Bermui desde hace tres años y dedicada a la cría de bueyes, iniciará este año la venta de reses y se introducirá en los mercados de élite a nivel internacional, porque por su producto ya se interesaron compradores asiáticos, de países del Golfo Pérsico y otros europeos.


La granja, que cuenta con 25 cabezas, es de las pocas explotaciones dedicadas a la cría de bueyes en Galicia, donde en manos de ganaderos a nivel particular se crían alrededor de una docena al año, según las estimaciones de uno de los cuatro socios de la firma, el chantadino José Luis Cortiñas, que asegura desconocer más explotaciones de este tipo.
«Levabamos anos intentando facer algo así. O mercado está aí e testámolo en varias zonas. Un socio deu con esta terra, que encaixa coas condicións que necesitabamos, e decidímonos instalarnos aquí nas Pontes», dice.
Con una inversión inicial de unos 100.000 euros para las instalaciones -ubicadas en una superficie total de 41 hectáreas, con 27 útiles, e «integradas plenamente no entorno, sinxelas e en madeira»- arrancaron este proyecto que tras tres años comenzará a dar sus primeros frutos.
«É unha produción de élite. Non tes moita competencia, pero é moi difícil aguantar tres anos sen vender e non vendelo como unha carne calquera», asegura uno de los promotores de esta granja, que explica que compran los bueyes a través de operadores locales o en la lonja, con una media de tres años y recién castrados, por un precio que ronda los 3.000 euros.
«En todo o mundo hai moi poucos sitios deste cebo de anos. A nosa aposta é un bicho de máis de sete anos, con máis de tres de castración», explica Cortiñas, que asegura que o máximo obxectivo é «estar á altura do mercado».
«Buscamos unha diferenciación por calidade, un producto que en realidade é unha exquisitez para o cliente final a través da restauración», asegura este empresario que subraya que la media que se destina a cada buey es una hectárea de terreno para «ter pouca dependencia alimentaria e poder aproveitar o clima». «Os bois aquí están comendo 47 especies censadas, non a base de almidón», destaca.
La explotación de bueyes, indica, «é un proxecto empresarial con futuro», ya que «as expectativas multiplican bastante as previsións» e «internet facilita moito o achegamento ao público interesado» en el producto, que destaca, por «a súa concentración de nutrintes e con graxas óptimas para a saúde humana».
«Estás comendo o que un animal leva extraído de 50 plantas en moitos anos», concluye, mientras destaca que las ventas comenzarán este mes y el resto irán saliendo entre 2012 y 2013, por lo que el año que viene empezarán a reponer nuevas reses.
La explotación de bueyes, pese a ser una firma privada y sin vocación «de ser moi coñecida por o público», recibe las visitas de colegios y alumnos de cursos de formación agraria.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios