Reclusos de Teixeiro alertan a estudiantes del peligro de las drogas

51

[La Opinión] Medio centenar de estudiantes de los programas de Diversificación Curricular y Cualificación Profesional Inicial que se imparten en el instituto Moncho Valcarce participaron ayer en el taller Di-K-Non, ideado por la Fundación Barrié y la Unidade Terapéutica Educativa del Centro Penitenciario de Teixeiro, para la prevención del consumo de drogas en adolescentes.


Una decena de reclusos narraron sus experiencias para hacer llegar a la juventud los riesgos que conllevan el consumo de drogas, alcohol o tabaco, sustancias que, según destaca el Concello en un comunicado remitido ayer, “son muy accesibles para los jóvenes que consideran que beber una copa, fumar un cigarro o consumir cannabis son comportamientos que conllevan un mayor éxito social, popularidad o incluso hacerse mayor más rápido”, expectativas erróneas y que, mediante este tipo de actividades educativas, el Ayuntamiento pretende erradicar entre la juventud.
La visita protagonizada por internos en la cárcel de Teixeiro incluyó una representación teatral, en la que los presos relataron la vida de un chico de 16 años que cae en el mundo de las drogas, además de interpretar un tema musical, compuesto por los propios reclusos, en el que abordaron las consecuencias de caer en la “trampa” de las drogas. Algunos de los reclusos relataron sus experiencias personales, todas ellas con elementos comunes que relacionar el mundo de las drogas con ganar popularidad.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios