Las últimas gotas de la mayor transformación ambiental de As Pontes

119

[El Progreso] A punto de acabar el año, As Pontes inicia 2012 con una cuenta atrás, gota a gota, para el final del gran macroproyecto de Endesa para transformar la antigua mina de lignito de la localidad en el mayor lago artificial de España.
La lámina de agua, que a vista de pájaro deja en evidencia la central térmica y su gran chimenea -Guiness de los Récords por su volumen y primera de Europa por su altura- y reduce el casco urbano de As Pontes al país de los diminutos, está al 95,4% de su capacidad, a tan solo tres metros de completar el llenado total y llegar a la cota 332, el punto que unirá para siempre el lago al Eume.
«El canal de enlace para verter al río Eume ya está construido y se tapó el de entrada», dicen desde Endesa, explicando un cambio de conexión que varía el sentido pero no la unión. Está todo listo.


Y mientras se van tachando los días en el calendario, la fecha de la última gota que sumará los 547 hectómetros cúbicos totales de agua baila entre los meses, a merced del tiempo y la madre naturaleza, aunque no se escapará más allá del primer trimestre del año que viene, según las estimaciones de la empresa.
A la lluvia y la constante entrada de agua del río Eume, la gran arteria del lago en sus primeros cuatro años de vida, se sumaron desde hace un par de meses otros dos ríos para acelerar el proceso, el Meidelo y el Illade, antiguos cauces que se desviaron para la construcción del lago y que hoy vierten su caudal a la nueva reserva acuífera, que solo debe alcanzar 25 hectómetros cúbicos más de agua para innundar en la realidad y en el recuerdo de los ponteses la imagen grisácea de una mina que abrió durante décadas la tierra.
Bajo la lámina de agua, que luce un azul intenso, quedarán 865 hectáreas de superficie. El lago, con un total de 18 kilómetros de perímetro, contará con una profundidad máxima de 206 metros, tendrá olas, su propia playa y una isla, hoy ya rodeada por el agua.
Entorno
El lago, que nace a los pies de la gran central térmica, que muchos defienden integrada en su imagen, se enmarca en las proximidades de la escombrera, un espacio reconvertido por Endesa en parque natural en el que habitan casi dos centenares de especies vertebradas diferentes, y el casco urbano, con el barrio de A Casilla a pie de playa.
«La calidad del agua es muy buena», aseguran desde Endesa, mientras destacan que supera más de 2.000 controles anuales, tanto por parte de la propia empresa como de otras entidades independientes. Además, la vida ya instalada en sus aguas lo demuestra. Desde hace meses varios bancos de peces habitan el lago, lo que provocó a su vez la llegada de aves acuáticas.
Titularidad
Con las agujas de los relojes corriendo rápido y el lago sumando sus últimas gotas, las previsiones casi cumplidas y los buenos resultados de las analíticas, la pregunta es, ¿cuando llegue el final del llenado el próximo año, qué pasará?
Las respuestas están en el aire y, pese a que hay una realidad, el lago es de titularidad privada y por parte de Endesa está fijada la entrega a Augas de Galicia tras un plan de vigilancia, las fechas no están cerradas.
Mientras el horizonte de entrega a la adminsitración podría prolongarse durante una década, la eléctrica apuesta por acelerar el proceso y buscar una solución para abrir el lago, y con el lago también la playa, al uso público antes de diez años. Bajo la titularidad de Endesa, el lago continúa siendo una mina, un lugar de trabajo, privado y cerrado a todos los ponteses.
MEMORIA. El Colectivo 332 organiza exposiciones
En un intento por no olvidar el pasado minero en la localidad, el Colectivo 332, formado por los artistas Pedro Bueno, Ramón Astray, Alfonso Costa, Manuel Gandullo y Luis López ‘Gabú’, organizó este mes su segunda exposición de pintura en As Pontes. El objetivo de la muestra, así como la primera, organizada en 2007, es recordar la mina. Estas obras, al igual que diversos materiales de Endesa, podrían formar parte del futuro museo.
Herbario
Endesa impulsó este año otra exposición en colaboración con la USC, ‘La flora de la escombrera’, un catálogo que presenta 220 especies.
USOS
El Concello estudia ideas para promocionar a largo plazo la nueva reserva acuífera pontesa
El Concello pontés, a pocos meses del llenado total, estudia ideas para promocionar el lago a largo plazo, entre las que se barajan tanto usos industriales y productivos, como usos de ocio y promoción del turismo.
La Administración local, al igual que Endesa, defiende el aprovechamiento del lago para la instalación de nuevas empresas en el municipio y apuesta por su compatibilidad con actividades de recreo o deportes en la zona.
Para eso, el Concello colabora con la UDC para idear la recuperación paisajística del entorno del lago, sin dejar a un lado el pasado histórico de la localidad y la apuesta por las nuevas energías.
Entre muchas ideas se baraja la construcción de un museo de la minería, a mayores de varias rutas de senderismo, embarcaderos, un camino que sirva de nexo entre el lago y el casco urbano pontés, diversos miradores a lo largo del perímetro del lago, un edificio multiusos o incluso un hotel en las proximidades de la playa artificial.
Por otra parte, se estudia un proyecto para unir el cauce del Eume con el lago, una iniciativa que prevé la creación de una senda que enlazará con el paseo que ya une actualmente el embalse de A Ribeira y el parque natural de las Fragas do Eume.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios