As Pontes contará con un centro para personas con discapacidad

25

[La Voz de Galicia] La asociación de discapacitados activos de As Pontes, A Xanela y la Confederación Galega de Minusválidos serán las entidades encargadas de gestionar el centro para personas con discapacidad que el Concello de As Pontes prevé construir en el municipio.


Se trata de una estructura formada por diferentes módulos arquitectónicos, que pueden ser trasladados a otra ubicación, donde se asentará la asociación municipal que por el momento trabaja en unos antiguos almacenes de Endesa. «El local, que está completamente habilitado para el uso de personas con discapacidad física, permite en un futuro, si la asociación considera más cómodo y pertinente estar ubicados en otra zona, poder ser trasladados sin tener que construir un nuevo local. Todo esto, con plenas garantías», explica el alcalde de la villa, Valentín González Formoso. Con esta medida, el Concello da respuesta a una demanda histórica de la asociación.
El objetivo es que el nuevo inmueble se convierta en una especie de centro de día para personas con discapacidad física, y que pueda acoger en plenas condiciones, además de tareas administrativas, talleres de formación, juegos, actividades…. Para ello, el inmueble contará con rampas de acceso, recepción de visitantes, un espacio para archivo, una sala de reuniones, aseos y un área de usos múltiples para acoger distintas actividades.
Para la construcción del inmueble la administración local destinará una partida de 169.999,70 euros. Las empresas interesadas en el proyecto pueden consultar los pliegos de condiciones en la página web del Concello, www.aspontes.com. La obra tiene un plazo de ejecución de cinco meses.
Apertura del centro de mayores
Por otra parte, el Concello confirma el retraso en la apertura del centro para la tercera edad construido por la Xunta de Galicia. El pasado mes de noviembre, el Gobierno autonómico aseguraba en un escrito en respuesta al BNG, que el local pontés, que lleva más de dos años construido, entraría en funcionamiento en el año 2011.
Según indican fuentes municipales, la administración autonómica inició el equipamiento del inmueble el pasado mes de diciembre y todavía queda pendiente que soliciten la licencia de actividad. Además, el Concello espera llegar a un acuerdo con el Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar, que según indican fuentes municipales, les exige que abonen un tercio de los gastos anuales del centro, que, según datos estimados por la administración local, supondría alrededor de 100.000 euros.
«Lo lógico hubiese sido, si vamos a tener que pagar los gastos, participar en el proceso de construcción, en la gestión, en la adjudicación de las plazas…», lamenta González Formoso. El primer edil espera poder volver a negociar el convenio con la Xunta que «sea sostenible para el Concello» y poder formar parte de la gestión.
Además, el gobierno pontés ya se ha puesto en contacto con otros Concellos de la zona que puedan estar interesados en el centro.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios