Cerceda prevé que Meirama suministre agua en sequías

29

[La Opinión de A Coruña] Entre 2013 y 2014 el hueco de la antigua mina de lignito de Meirama en Cerceda estará lleno de agua y constituirá un lago artificial de unos 150 millones de metros cúbicos. Tal cantidad de agua ha hecho pensar al Ayuntamiento de Cerceda que podría convertirse en un “abastecedor alternativo” al embalse de Cecebre, que suministra a toda la comarca de A Coruña.


El alcalde de Cerceda, José García Liñares, aseguró que “ya está hablado con A Coruña y con Emalcsa” y también con la Xunta, el proyecto para que el lago de Meirama se convierta en una “reserva” que asegure el abastecimiento de la población de la comarca por si, en épocas de grandes sequías, no bastase con la presa de Cecebre.
“Lo será seguro. Es que si hay sequía, abres la compuerta del lago de Meirama solo un metro y ya salen dos millones de metros cúbicos para Cecebre”, declaró el regidor.
Aunque pueda parecer un proyecto sorprendente, está incluido ya en el documento de inicio del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) de Cerceda. En él se señala que hasta 2013 no se llenará completamente el hueco de la mina (el alcalde apuntó que ahora se habla de 2014) y que está previsto que este lago artificial cuente con un “sistema de depuración de las aguas que salgan de la laguna por rebordamiento a través del río Barcés al embalse de Cecebre”.
Del hueco de la mina de Meirama gestionada por Limeisa (propiedad de Fenosa-Gas Natural) se han extraído noventa millones de toneladas de lignito pardo desde 1980, en que empezó la actividad, hasta 2007, en que cesó la actividad y se inició la regeneración del agujero.
José García Liñares confirmó que estas aguas se someten a análisis continuos y están perfectamente aptas para el consumo humano. El de Meirama será el segundo lago artificial más grande de Galicia tras el de As Pontes (supone la cuarta parte de este), surgido también por la regeneración de una mina de lignito.
El PXOM de Cerceda también prevé crear un corredor ecológico desde este futuro embalse de Meirama hasta el de Abegondo-Cecebre, unidos por el río Barcés.
El funcionamiento del futuro embalse de Meirama, que tiene una dimensión de dos kilómetros de largo por 700 metros de ancho, como reserva de agua de la presa de Cecebre para abastecer de agua potable a la población de la comarca, tendría que ser compatible con otro proyecto del Gobierno local: pedir una concesión a Augas de Galicia para construir un embarcadero en este lago artificial para la práctica de la pesca o el remo. En los alrededores, además, el Concello quiere construir un campo de golf de 18 hoyos y no muy lejos está previsto un polígono industrial.
El hueco de la antigua mina está ahora a medio llenar y Fenosa-Gas Natural ya inició la regeneración de la gigantesca escollera (unas 300 hectáreas) mediante la plantación de vegetación y árboles.
La empresa realiza varias obras entorno a esta gigantesca piscina: limpiezas, sembrados de semillas, adecuación de canales, controles y mediciones periódicas del agua con sondas paramétricas y la aportación de cal cuando es necesario.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios