La constructora pontesa San Martín tramita un concurso de acreedores

28

[El Progreso] La empresa constructora San Martín SA, perteneciente a uno de los mayores grupos inmobiliarios de As Pontes y formado por diversas sociedades, acaba de presentar un concurso voluntario de acreedores con el objetivo de «reflotar» la empresa y no liquidarla.


Ante una situación complicada, por la falta de solvencia de la firma, la caída de la carga de trabajo y la constante acumulación de deudas -el grupo empresarial debe en la actualidad mes y medio a todos los trabajadores, que suman un total de 94-, los responsables de San Martín SA solicitaron, ante el juzgado mercantil de A Coruña, entrar en concurso voluntario de acreedores. El juzgado, encargado de estudiar su viabilidad, determinará si aprueba o no esta medida, que para hacerse efectiva deberá salir antes publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).
La decisión de la empresa pontesa, que afecta de forma directa a 54 empleados, llega tras un año de protestas, atrasos en los pagos de las nóminas de los trabajadores y dificultades, pero también de buenas noticias.
A finales de junio del año pasado la constructora San Martín recibió un respaldo a través del Igape, que destinó un aval de 2,1 millones de euros a la firma. Sin embargo, el apoyo del Gobierno gallego no consiguió que la empresa pontesa obtuviera suficiente liquidez para hacer frente a la situación.
A mayores de las ayudas, el año pasado también entró un nuevo grupo en el accionariado de la firma con el fin de reflotar la compañía, un objetivo que tampoco consiguió frenar la difícil situación por la que atraviesa la constructora pontesa.
Grupo
El grupo inmobiliario San Martín está formado por varias empresas, la mayoría de ellas dedicadas a la construcción, menos una, que trabaja con estructuras metálicas.
San Martín SA, con una plantilla de 54 empleados, es la que tramita el concurso de acreedores. Para algunas de las otras, en concreto Hormigones Eume, Tramesa y San Martín SL, el futuro no es mucho más esperanzador ya que, según indican desde los sindicatos, en estas firmas ya se plantean la posibilidad de presentar un expediente de regulación de empleo de extinción para todos los trabajadores, que entre las tres firmas suman un total de 35 empleos.
Elecciones
Esta situación se afronta a pocos días de celebrarse unas nuevas elecciones sindicales, para las que UGT y CIG ya presentaron sus candidaturas. En la actualidad, la representación es un delegado de CC.OO. y dos de la CIG.
PROTESTAS. Concentraciones de trabajadores
Desde el año pasado comenzaron los retrasos en los pagos de las nóminas de los trabajadores y con ello las protestas de los empleados exigiendo a la empresa su dinero. Hace unos diez días se produjo la última protesta. Los empleados acumulan mes y medio sin pagar.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios