Alcaldes de los tres partidos se muestran reacios a aplicar el plan de recortes de Feijóo

27

Los consistorios de PSdeG y BNG rechazan los nuevos ajustes y defienden la “autonomía municipal” en este tema . Los del PP prefieren esperar a que haya una postura clara de la Fegamp, que se reúne el lunes con Feijóo
[La Opinión] Los concellos esperan que la reunión del lunes entre la Xunta y la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) sirva para concretar la oferta realizada el jueves por el presidente, Alberto Núñez Feijóo, de extender los nuevos recortes en las condiciones laborales de los funcionarios autonómicos también a las plantillas de municipios y diputaciones. Aunque el mandatario gallego precisó que son los alcaldes los únicos competentes para decidir si esta instrucción puede ser “útil” en sus ayuntamientos, regidores del PSdeG y del BNG rechazaron ayer copiar el plan de ajustes, en unos casos porque su situación financiera no lo requiere y en otros por su desacuerdo con la filosofía de la medida.


La reducción obligatoria de la jornada de los interinos o la supresión del complemento por incapacidad temporal en los primeros 21 días de baja tampoco entran de momento en los planes de los alcaldes populares para solventar su ahogo financiero, a no ser, matizan algunos, que se convierta en un “imperativo” de la Fegamp, organismo que, hasta la reunión del lunes, prefiere no pronunciarse sobre el tema. Otros, en cambio, están dispuestos por lo menos a estudiar la oferta.
Desde el Concello de Santiago, gobernado por el PP, la concelleira de Persoal, Amelia González ni suscribe ni rechaza el plan “a la espera de lo que salga de las negociaciones de la Xunta con los sindicatos”, pero sí descarta, al menos “en principio”, aplicar una reducción salarial a sus empleados. Tanto en Lugo como en Ourense, ambos en manos del PSdeG, se muestran más críticos con la iniciativa y demandan al titular de la Xunta que deje margen a los concellos para poder ejercer su autonomía municipal. También coinciden en que los funcionarios “no son los culpables de la crisis” y no deben ser el blanco de todos los recortes de Feijóo.
“Lo que hace falta es resolver la financiación municipal y pagarle a los concellos las competencias impropias que estamos obligados a asumir”, destaca el regidor ourensano, quien avisa de que el municipio está racionalizando “al máximo” el gasto “sin esperar las ocurrencias del presidente”. Tampoco en Lugo aplicarán la recomendación de la Xunta, porque ya cuentan con un plan propio que aplican desde 2008 y que “no tiene graves consecuencias para los funcionarios”. Por el contrario, el alcalde de Vilagarcía, el popular Tomás Fole, ve “imprescindible” tomar medidas en el capítulo de personal pero adaptadas a cada ente. En el caso del concello que dirige ya se eliminaron 24 plazas que no estaban ocupadas y se redujeron al máximo las horas extras.
Entre los alcaldes coruñeses también hay diferencias a la hora de postularse sobre las ideas del Ejecutivo gallego con las que pretende ahorrar 80 millones a costa de los funcionarios. Los regidores populares, como el de Abegondo o Carral, apoyan que el presidente gallego adopte estas recetas con los trabajadores autonómicos pero no lo tienen claro a la hora de adoptarlas en sus ayuntamientos. “Cada concello es un mundo, con una realidad muy diferente”, señala el alcalde de Abegondo, José Antonio Santiso Miramontes, quien añade que en su caso “no hay necesidad de aplicar estas medidas a los trabajadores municipales”.
En Carral todavía no han estudiado los pormenores de la idea, aunque toman nota porque “si se adoptan estas restricciones para los funcionarios de la Xunta puede llegar un momento en el que la situación sea muy parecida en los concellos”, destaca el alcalde José Luis Fernández Mouriño. “Algo tenemos que hacer antes de que no haya dinero para pagar las nóminas”, añade. Por ahora, no tienen pensado llevar a cabo medidas similares a las de Xunta, a no ser que los recortes de las partidas procedentes del Gobierno gallego y central “bajen tanto” que no quede otra opción.
Algunos de los regidores socialistas del área metropolitana creen que hay otras alternativas al modelo de Feijóo para solucionar el problema. Para el alcalde de As Pontes, Valentín González, hay que apostar por la “eficiencia” y la reducción del retraso de la burocracia que “reactiven la economía” en lugar de “languidecer” a la plantilla, que es “el recurso fácil”. En Bergondo, continuarán con su propio convenio, pues como opina su alcaldesa, Alejandra Pérez, “las medidas no tienen en cuenta la situación de cada ayuntamiento y mete a todos en el mismo saco”. Los feudos socialistas de Betanzos y Culleredo renuncian a hacer declaraciones hasta que haya una proposición “concreta” a la Fegamp. Y desde Carballo, el nacionalista Evencio Ferrero recuerda que el gasto en personal no es el problema más grave, ya que el principal problema a resolver es la financiación de la Administración pública.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios