Un festival de quince minutos. CD OURENSE-CD AS PONTES (4-0)

64

[La Voz de Galicia] El Ourense puso en marcha la apisonadora para arrollar a un As Pontes que se lució en los primeros compases y fue flagelado poco después en apenas un cuarto de hora.
La salida del combinado de Manolo García asustó a la parroquia local, bien asentado en la franja ancha y encerrando a los anfitriones frente al portal de Pato, que vio como uno de sus despejes a un saque de esquina de Jordi se estrellaba en el travesaño, tras el acoso de Hugo Soto en el salto. Aún así, los ourensanistas no perdieron la calma y comenzaron a castigar a la endeble retaguardia de los forasteros, que se quedaron petrificados cuando Yebra lanzó un pase largo a la espalda de los zagueros y Mouriño entró como una exhalación y definió con solvencia para abrir el marcador.


Las cabezas de los ponteses bajaron en picado y Sanginés, que iniciaba su exhibición por la banda diestra, pudo aumentar casi de inmediato las diferencias, lo que sí consiguieron los rojillos en otra galopada del extremo -a la antigua usanza- para habilitar a Eder, quien marcó todos los tiempos en su impecable testarazo, después de elevarse solo en el centro del área.
As Pontes se tambaleaba en las inmediaciones de su portería y el reiterado envío de Sanginés desde su avenida se le escurrió de las manos al meta Simón y lo remachó casi sobre la línea de meta, un Jaime Noguerol que fue el más listo. En el banquillo visitante ya no sabían como animar a los suyos y, mientras comenzaban a calentar sus suplentes, llegó el cuarto con la firma de un Eder que recogió el cuero en el área y conectó sin pensárselo un latigazo para elevar el 4-0 al electrónico.
La traca de los ourensanos duró apenas los señalados quince minutos, lo más parecido a una victoria por fuera de combate en los primeros asaltos y la calurosa tarde pasó factura a dominadores y dominados, que se dejaron ir hacia el descanso sin mayores sobresaltos que una incursión de Chicho por la derecha.
En vestuarios, As Pontes se conjuró para lavar su imagen tras el intermedio, mientras que un Ourense envalentonado regresaba al campo con un colchón de optimismo que se dejó notar en sus primeras acciones atacantes, sobre todo en un intencionado remate de Yebra, que atajó Simón y no llegó a conectar un Campillo sumado al juego ofensivo.
Así, con viento a favor y la entrada de hombres con hambre de gol, como los Quintairos o Veloso, se fueron acumulando ocasiones malogradas por centímetros, por no hablar de dos manos bastantes discutidas de los defensores rivales o el gol anulado a Eder, por un fuera de juego muy dudoso. El Ourense ya había alcanzado su objetivo varios minutos antes, afianzando su liderato. El título está más cerca.
Goles: 1-0, min 18: Mouriño; 2-0, min 26: Eder; 3-0, min 30: Jaime Noguerol; 4-0, min 33: Eder.
Árbitro: García Parada, del comité de Pontevedra. Amonestó a los visitantes Moncho, Chote y Jordi.
Incidencias: O Couto, un millar de espectadores.
Pato, Josu, Campillo (Isma, min 78), Adrián Padrón, Sergio Martínez, Álex, Yebra, Sanginés (Veloso, min 71), Mouriño, Jaime Noguerol (Adrián Quintairos, min 56) y Eder.
Simón, Moncho (Fernando, min 53), Chote, Rochela, Jordi, Cata (Dani, min 71), Cañi, Chicho, Pablo (Esmorís, min 39), Sergio Arias y Hugo Soto.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios