Jesús Docampo: Un negocio requiere mucha dedicación, pero al final la recompensa merece la pena

171

[La Voz de Galicia] Tiene 71 años y ni se ha jubilado ni quiere pensar en hacerlo. Aunque es su hijo el que está al frente del negocio, sigue participando en la actividad de la marmolería que fundó hace más de 40 años. En ella forjó una trayectoria profesional por la que ayer recibió un homenaje durante la entrega de premios As Pontes Emprende. En el transcurso del mismo, el alcalde le dedicó unas palabras muy emotivas que incluso hicieron saltar alguna que otra lágrima. El regidor explicó que para él era un orgullo homenajear a «un empresario como Suso, boa xente e comprometido co municipio».
suso.jpg


-¿Qué supone para usted este homenaje?
-Me cogió de sorpresa porque, como pequeño empresario que soy, pongo todo de mi parte para que el negocio funcione, pero por lo demás no he hecho nada especial.
-Pero algo habrá que le haya hecho merecedor de él…
-Eso tienen que decirlo los demás. Yo solo he tratado de hacer mi trabajo sin perjudicar nunca a nadie y echando una mano a los vecinos siempre que era posible.
-¿Cómo fueron los inicios de su trayectoria profesional?
-Yo empecé por mis propios medios, pero siempre tuve el apoyo de amigos y familiares, por lo que iniciarme fue cómodo para mí. Además, yo ya nací en mitad de las piedras, como quien dice, porque mis abuelos combinaban la agricultura con el arte de la marmolería, de modo que mi familia me enseñó la técnica. Cuando ya vivía en As Pontes, dos empresarios, José Orosa Prieto y Demetrio Herranz de Miguel, me propusieron fundar el negocio, y, como mis posibilidades económicas eran limitadas, formamos una asociación. Al cabo de nueve años les compré su parte y pasé a ser propietario de todo, pero sin ellos no hubiera podido empezar, fueron como mis padres.
-¿Tuvo que superar muchos obstáculos desde entonces?
-Hubo momentos difíciles en los años ochenta, pero fuimos resistiendo. Ahora vuelve a pasar lo mismo, pero hay que pensar que se va a mejorar. La esperanza es lo último que se pierde y mientras haya alguna opción hay que intentarlo.
-¿Cuál es la receta para tener éxito en un proyecto?
-La receta es mucha constancia, y si además tienes ayuda de familiares y amigos, como en mi caso, mejor.
-¿Qué consejo les daría a los jóvenes emprendedores?
-Les diría que el pesimismo siempre es malo y que, aunque vivamos tiempos difíciles, hay que animarse a emprender. Un negocio requiere mucha dedicación, quita mucho tiempo y a veces no se le puede prestar a la familia toda la atención que se quisiera, pero al final la recompensa merece la pena. Y también les diría que hay que ir poco a poco, que no quieran hacer todo de golpe. Con paciencia y ganas de trabajar se supera todo.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios