La Plataforma Fragas do Eume urge de la Xunta un plan de usos y gestión de la zona

69

[Diario de Ferrol] “Nada mellor que un día como hoxe para reivindicar que as políticas da Xunta vaian na liña de acabar coa lacra do lume, que acaba co noso patrimonio e malfire a economía da xente do rural”. Con estas palabras comenzaba ayer su discurso el portavoz de la Plataforma para a Defensa das Fragas do Eume, Miguel Anxo Abraira. “Salvemos as Fragas. Solucións XA”, “Arde Galiza. Feijóo responsable!” y “Isto é terrorismo ambiental. Lumes nunca máis” eran los lemas de las tres pancartas que presidieron la concentración.


El colectivo reunió ante el Concello de A Capela a un centenar de personas que desafiaron el mal tiempo reinante para reclamar a la Xunta que aplique una decena de reivindicaciones. Entre ellas, una investigación de las medidas de prevención y extinción del incendio, la aplicación de iniciativas para paliar la contaminación del río y la ría por el arrastre de las lluvias, la elaboración del plan de usos y gestión del Parque, la retirada de la Lei de Montes y la recuperación del puesto de vigilancia en el Parque. Representantes del BNG en los concellos de San Sadurniño, Ferrol y Fene secundaron una convocatoria a la que también asistieron el exdiputado Francisco Rodríguez, el parlamentario Fernando Branco y algún concejal socialista de la comarca. En el mismo acto pero en otra localización se encontraba también Xosé Manuel Beiras, de Encontro Irmandiño, una formación que respaldó públicamente las reivindicaciones de la plataforma. Ninguno de los alcaldes de los municipios afectados por el incendio asistó a la convocatoria de de ayer.
“A auga do inverno non apaga os lumes do verán”, subrayó Abraira, que incidió en la necesidad de “dar un berro de auxilio desde un dos puntos cero do incendio que por pouco non arrasa coas Fragas”. El portavoz del colectivo urgió la aprobación del plan de usos para la zona y exigió a la administración que trabaje con los propietarios del suelo para así conseguir una gestión óptima del territorio. Abraira recordó que “o parque nace a golpes cos veciños no Concello de Miño, sen ter en conta a súa opinión, con Fraga como presidente da Xunta” e incidió en que, pasada la catástrofe, es la hora de pedir responsabilidades políticas y conocer las medidas y gestiones realizadas tanto para prevenir el incendio como para apagarlo.
El director del Museo Etnográfico de A Capela, Secundino García, aseguró que hace tan solo quince días “todos sufrimos ao ver que un patrimonio natural de tanta importancia se nos podía escapar”. García depositó en los propietarios del terreno de las Fragas todo el peso de haber contribuido a generar ese patrimonio natural. “Toda esa xente soubo explotar e aproveitar os regatos, os montes… dunha forma racional e sostible. Eles mimaron esta natureza pero por unha política errada, pasou o que pasou”, señaló.
El escritor Xabier do Campo aseguró ayer en A Capela que “non so ardeu algo de importante valor económico senon os soños de Galicia”. En su intervención arremetió contra los culpables, asegurando que “deixáronas arder porque as autoridades ignoraban totalmente o seu valor”.
La última intervención del acto de ayer corrió a cargo de Daniel López, de Adega. En su discurso incidió en que “non estamos aquí reunidos, como nos acusa Feijóo, para reivindicar un novo Prestige, senón para amosar a nosa indignación contra o lume que acabou coas Fragas”. López cargó contra las “mans incendiarias” y denunció la “improvisación que amosou este goberno”, al que acusó de querer esconder su responsabilidad en lo sucedido. El representante de Adega aseguró que el operativo contra el fuego actuó dos horas después de la primera alerta del incendio y, criticó, “cos operativos mermados e mal coordinados”. Daniel López acusó a la administración de “non gastar nin un so euro en protección” y lamentó que, transcurridos quince años desde la declaración del parque natural “non exista un plan rector de usos e xestión”.
Antes de finalizar el acto, el portavoz de la plataforma se dirigió expresamente al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, a quien instó, junto al ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a “falar do bosque de clima atlántico mellor conservado de Europa porque merece un trato cariñoso como sempre lle profesou este pobo”. “Isto é un fósil vivinte. Se se fai un museo con catro ósos, aquí temos un fósil vivinte”, aseguró.
Abraira recordó a los asistentes que “a Plataforma segue viva” y anunció una asamblea del colectivo mañana, a las siete de la tarde, en el local del colectivo Terra de Pontedeume.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios