El pleno pontés insta a la Xunta a flexibilizar el pago de los préstamos del Igape a Einsa

25

[Diario de Ferrol] La corporación local pontesa instará a la Xunta a flexibilizar la devolución de los préstamos concedidos a la empresa Einsa hasta el plazo legal máximo permitido si la compañía se compromete a mantener los actuales puestos de trabajo y las condiciones salariales de la plantilla. Así se acordó ayer por unanimidad de los grupos políticos en una declaración institucional que se llevó a un pleno extraordinario celebrado a primera hora de la mañana.


En el documento se pide además la implicación de la administración autonómica para que se busquen soluciones que minimicen el impacto económico que la deuda contraída por la compañía tiene sobre los trabajadores y la intermediación de la Consellería de Industria en la problemática, solicitando su participación activa en las reuniones que se celebren para poner fin a la huelga indefinida de la plantilla, que cumple hoy su vigésimo día. La firma, con plantas en As Pontes y Pontedeume, cuenta con 361 trabajadores. De ellos, 26 fueron despedidos, aunque inicialmente la dirección anunció que prescindiría de 29.
El alcalde de As Pontes, el socialista Valentín González, exigió también la implicación en el problema del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. El primer edil pontés aseguró que en el caso de que el Igape flexibilice a la empresa los plazos de devolución de la deuda, “la compañía tendría capacidad de llegar a unos acuerdos que estoy convencido de que ambas partes quieren que se produzcan cuanto antes”. El regidor de la villa apela a la “sensibilidad” de la administración autonómica en general y del Igape en particular, para atender la petición formulada por el pleno para desenquistar las actuales relaciones entre la empresa y el comité, y desconvocar así la huelga indefinida iniciada el pasado 9 de mayo.
La próxima semana, previsiblemente el miércoles, los trabajadores recibirán las nóminas de mayo, con tan solo siete días trabajados. Para aminorar las consecuencias del parón que mantiene la plantilla se emitieron unos bonos solidarios que ya se pueden adquirir al precio de dos euros.
Cartas a los empleados > Los trabajadores de la compañía Einsa están recibiendo en sus domicilios unas cartas remitidas desde la propia empresa. En las mismas, la dirección alude a los motivos que llevaron a la firma al actual problema de costes y se recuerda que es el quinto año de unas pérdidas cifradas en 18,7 millones de euros –si bien la deuda acumulada asciende, según la empresa, a 44 millones–. Los responsables de la firma explican que en los últimos años se realizaron ajustes en todas las áreas pero, aseguran, “estos esfuerzos no han sido suficientes”. La empresa incide en que, ante esa situación, “es imperativo acometer las medidas previstas en el plan de viabilidad”, unas propuestas que la propia compañía califica de “duras”. “Somos consientes del gran sacrificio económico que le estamos exigiendo”, reconocen, advirtiendoque de no acometerse la empresa está abocada al cierre “en un futuro no muy lejano”.
Asimismo, en la carta se advierte de que “las medidas que han adoptado nuestros competidores han sido más drásticas” y los que no las han aplicado en este tipo de situaciones, apuntan, “han cerrado”. La dirección de Einsa señala que desde el inicio de la huelga indefinida –el pasado 9 de mayo– se aminoró la cantidad a obtener de la reducción salarial de los trabajadores por importe de 558.000 euros anuales, “para solucionar de forma pactada la situación”. La compañía considera que actualmente las negociaciones con los representantes de los trabajadores “están bloqueadas” y califica de “totalmente inasumibles” las propuestas formuladas por el Comité de Empresa, que entre otras medidas pedía que se rebajase a 1,5 millones los 2,9 que la empresa pretende ahorrar en concepto de masa salarial en un año. La aceptación de las mismas por parte de Einsa supondría, según la dirección, poner en peligro los 363 puestos de trabajo, que, a día de hoy son, subrayan, su “máxima prioridad”. Ante la situación actual, la dirección hace un llamamiento a la responsabilidad de los trabajadores “para finalizar este conflicto que puede generar un daño irreversible para todos”. Al respecto, aluden a la posibilidad de poder perder tres millones de euros de manufacturas, una pérdida que, aseguran, “supondría la adopción de medidas mucho más drásticas que las actuales y que en modo alguno son las deseables por la dirección de esta empresa”.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios