Más de cincuenta gallegos viajaron a Madrid para unirse a la protesta de ayer

85

[La Voz de Galicia] Hasta Madrid se acercaron más de medio centenar de trabajadores procedentes de Galicia para participar en la manifestación organizada por el sector de la minería. Los manifestantes gallegos, que provenían en concreto de las localidades de As Pontes y Monforte, son en su mayoría empleados de la central térmica de Endesa en As Pontes, de Magnesitas de Rubián (O Incio) y de las pizarreras de Quiroga y Folgoso do Courel.


Dos de los manifestantes resultaron heridos con diversas contusiones leves en la carga policial, sin embargo ninguno de ellos necesitó asistencia sanitaria. Uno de los empleados gallegos perteneciente a Endesa tuvo una herida en un brazo a causa del golpe provocado por una pelota de goma.
El otro contusionado, Mario Docasar, jubilado de Magnesitas de Rubián y secretario general de UGT Lemos, sufrió un pelotazo en una pierna y otro en el tórax. Docasar sostiene que la carga fue injustificada e indiscriminada. «Nos sorprendió a todos, daban a diestro y siniestro y a quien le tocara, le tocaba», afirmó el gallego.
Además, acusó a la policía de impedir la salida de su autobús y de todos los demás hasta las tres y media de la tarde. Los vehículos, que esperaban en el paseo de la Castellana, estaban destinados a llevar de vuelta a sus casas a los participantes llegados de los lugares alejados de la capital.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios