Carlos Castro: El próximo mes comenzamos a levantar la fábrica de As Pontes

98

[La Voz de Galicia] Carlos Castro (San Miguel de Laciana, 1966) es el director general de Delagro, un grupo cooperativo especializado en abonos en el que ha trabajado 18 de los 25 años de su historia. Delagro se creó en el 1995 y el año pasado facturó 157 millones de euros; cuenta con 18.000 clientes y el importante reto de seguir aguantando la crisis haciendo viable la creación de fertilizantes sin depender de la importación y sin degradar el medio ambiente. Castro anuncia que el próximo mes comienzan a construir su nueva fábrica en As Pontes y asegura que se distinguen en un sector en el que la «mayoría de las firmas trabajan con parámetros de los años 60».


-¿Viendo las cifras del grupo parecen que están soportando bien la crisis?
-Hay que puntualizar: son números importantes, porque también son la consecuencia del incremento del coste de las materias primas y, precisamente por eso, creo que el modelo debe cambiar a importar menos para crear más y mejor. En ese aspecto creo que estamos en ventaja con el resto, ya que la mayoría produce fertilizantes en malas condiciones y con equipos de mala calidad. Nosotros somos compradores y consumidores a la vez, así que usamos productos de calidad, si lo hiciésemos de otra manera nos estaríamos engañando a nosotros mismos.
-¿Qué supone la creación de esta nave en su expansión?
-Entendemos que dado que el precio de las materias primas se ha disparado, todo lo que tenga que ver con la compra fuera o importación debe pasar por una reconversión. Y dentro del sector de los abonos Galicia puede ser clave, para empezar va a tener que producir muchos más forrajes, porque, además, dispone de superficie agraria. El ganadero va a tener que ser un poco más agricultor de lo que era o delegar en las centrales para que lo hagan por él.
-¿Cuándo comenzarán las obras para instalar este complejo en As Pontes?
-El próximo mes comenzamos a construir la fábrica, son dos naves que suponen una inversión de cinco millones de euros.
-El proyecto habla de dos naves de 6.000 y 3.000 metros cuadrados, ¿cómo serán?
-La idea es dedicar una a la producción de abonos y la otra servirá para la distribución de productos para el campo no solo explotaciones profesionales, sino aficionados a la jardinería, por ejemplo. Tenemos una plataforma de pequeña dimensión para este tipo de productos y queremos implantarla con una dimensión adecuada al lado de la otra planta de producción. Aunque nuestros clientes seguirían siendo nuestros cooperativistas, ya que contamos con los más importantes de Galicia.
La nueva planta de As Pontes generará casi medio centenar de empleos directos e indirectos, según los cálculos de los padres de un proyecto que supondrá oportunidades de negocio para firmas y autónomos de la zona, sobre todo del sector de transporte.
-¿Cuándo comenzarán los procesos de selección de personal?
-La próxima primavera empezaremos a seleccionar a nuestro personal. Primero para contratar a los perfiles más técnicos. A partir del verano se convocarán el resto de las plazas.
-¿Qué tipo de plantilla buscan?
-Personal con alta cualificación para gestión o fabricación, pero también perfiles de comerciales, varios administrativos y muchos mozos de almacén.
-¿Qué es lo que más ha determinado que se establezcan en As Pontes?
-Hemos tenido una ayuda importante en el terreno de la financiación, gracias al Igape, pero la elección de As Pontes ha sido una cuestión de logística que no tiene nada que ver con la ayuda económica, porque estamos acostumbrados a sobrevivir sin subvenciones. Hemos aprovechado al máximo los estudios de la Universidade de Santiago y del Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo, como un mapeo de suelo de Galicia para lograr una mayor eficiencia en los cultivos con un menor grado de contaminación.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios