Las nuevas tasas se llevarán el 17 % de los ingresos de Endesa-As Pontes

92

[La Voz de Galicia] Los nuevos impuestos creados por el Gobierno para recaudar lo suficiente para tapar el agujero del déficit de tarifa supondrán que Endesa abonará ya el próximo año solo por la central térmica de As Pontes en torno a cincuenta millones de euros. La eléctrica tendrá que pagar por esta instalación dos nuevas tasas. Una, a la generación, penalizará el 6 % de la facturación de ese centro productor, por la que tendrá que tributar en torno a 21 millones -la facturación anual de la central es de 350 millones-. Y otra, que supondrá más dinero para el Estado, que gravará la tonelada de carbón con una tasa de 14 euros. Los cuatro grupos de As Pontes consumen alrededor de cuatro millones de toneladas de este mineral, con lo cual el desembolso fiscal por ese concepto será de 28 millones.
En total, casi cincuenta millones que Endesa tendrá que pagar al Estado en dos tasas de nuevo cuño que recortarán ingresos y beneficios de la eléctrica. De esta y de las demás empresas energéticas, que ya se preparan para revisar, a la baja, sus planes de inversiones.


En el caso de Endesa, el año que viene deberá decidir si acomete unas nuevas obras de transformación en las calderas de la central de As Pontes para adaptarla a una normativa europea de emisiones más estricta. Si opta por no invertir los 300 millones de euros que costará la renovación de equipos, la empresa deberá cerrar la instalación dentro de ocho años. Igual podrá suceder con la central de Meirama, propiedad de Gas Natural-Fenosa. La empresa está evaluando el impacto de la nueva fiscalidad.
Las dos centrales de ciclo combinado (de gas natural y vapor de agua) de Galicia, de Endesa y Fenosa, también se verán afectadas por el impuesto a la generación y el céntimo verde al consumo de gas, pero estas instalaciones, como las del resto de España que usan esta tecnología, apenas funcionan por falta de demanda.
Además de afectar a los planes de inversión de las compañías, la reforma energética, que incluye la creación de estos y otros nuevos impuestos, afectará de lleno al consumidor. Porque las empresas pagarán más, pero los particulares, también. Fuentes del sector aseguran que «el mercado tendrá que absorber parte de esta subida» y las eléctricas llevarán este sobrecoste hasta las subastas con las que se fija el precio de la luz para compensar el incremento.
El proyecto de ley de medidas fiscales acaba de finalizar su tramitación en el Congreso y está a punto de entrar en el Senado. Salvo sorpresas, no se variará ni un ápice lo fundamental de la norma, pero la Asociación Española del Gas (Sedigas) confía en que sí se modifique.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios