No hace falta ser familiar de Amancio Ortega para montar una empresa

101

Los emprendedores coruñeses han premiado a Prometal como la mejor empresa joven de 2012. En seis años esta firma de As Pontes con sede en A Coruña ha aumentado facturación, inversión y plantilla con la fabricación de estructuras metálicas para los sectores naval, eólico, construcción e industrial en Galicia y España, y en el extranjero ya trabaja para firmas mineras y petrolíferas. Su director gerente, Daniel Filgueiras, defiende que cualquiera “con ganas y sin que haga falta mucho dinero” puede crear su propia empresa


-¿Qué supone para Prometal que los emprendedores de A Coruña la reconozcan como mejor empresa del año?
-Para nosotros es un reconocimiento al hecho de que cualquier persona de cualquier estrato social, con un poco de ganas y sin que haga falta mucho dinero, puede alcanzar el sueño de crear una empresa. Nos gustaría que la gente se quedara con eso en la cabeza. No hace falta ser familiar de Amancio Ortega para montar una sociedad. Hay que creer en ello.
-¿Ha sido fácil o difícil llegar hasta aquí?
-Fácil no fue. Cogimos muy poco de la bonanza económica, pero dentro de la crisis nos encontramos con una situación cómoda porque nuestro negocio no está especializado ni depende de un sector en concreto. Además, nuestro tamaño de empresa es medio, estamos muy bien posicionados y las grandes de nuestro sector se han ido al traste en los últimos años.
-¿Nunca les falta demanda?
-Siempre hay picos de demanda, pero hemos estado bastante bien de trabajo. Tuvimos suerte pese a ser una época complicada. Antes para montar una empresa la financiación era mejor que ahora. Además estábamos en una zona, As Pontes, con muchas ayudas a la minería. Nuestra idea inicial era desarrollar un proyecto a 15 años, pero después de seis años tenemos unos buenos resultados.
-¿Qué cosas diferentes o innovadoras ofrecen respecto a otras firmas del metal?
-Creo que lo que nos diferencia de la competencia es la forma de hacer negocios. La competencia de nuestro sector son empresas muy antiguas y familiares, poco dispuestas a hacer cambios. Nosotros buscamos más colaboración que subcontratación. Cooperamos con nuestros proveedores, no tenemos subcontratistas como tal, somos más ágiles y competitivos. A la hora de hacer negocios no vemos competencia en la empresa de al lado, la vemos como una colaboradora. Y ellos igual. Dejamos de pensar que la competencia es tu vecino.
-¿Qué ha cambiado en el sector desde que empezaron?
-Todo. Las inversiones bajaron mucho. Todas las empresas grandes, como digo, se fueron al garete, en Galicia no quedó ni la primera. Están igual Asturias y Castilla y León. Les bajó la mano de obra y la facturación, y nosotros estamos cogiendo clientes de ahí.
-¿Qué claves de negocio les han ayudado a sobrevivir?
-Hacer las cosas despacio. Cuando empezamos teníamos pocos recursos y no podíamos expandirnos, veníamos de familias trabajadoras sin grandes capitales que invertir. Fuimos con prudencia y nos abrimos a las nuevas tecnologías, a cuidar la imagen de la empresa. Lo poco que puedas hacer hazlo bien, y eso lo capta el cliente rápidamente.
-¿Qué objetivos se siguen marcando?
-Seguir la línea de ahora. Buscar sectores de alto valor añadido y coger obras donde podamos aportar nosotros mucho valor.
-¿Y qué cualidades le pide a su equipo?
-Primero, que sea un equipo. Seguimos siendo la misma gente. Cuando se pierde perdemos todos, y cuando se gana también. Y también saber conciliar la vida laboral con la vida personal, porque todos somos gente joven.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios