Galicia sabe muy bien: De Ortigueira a Estaca de Bares

126

pulpo.jpgDe camino a Ortigueira y Espasante, vale la pena hacer un alto en As Pontes para comer en Casa Teresa. Puede que al probar los calamares en su tinta con arroz y alioli le entren ganas de llorar. Es un plato perfecto: el alioli está tan rebajado que recordará a su acompañante la frase de Marcel Boulestin: “No es en absoluto exagerado afirmar que la paz y la felicidad empiezan, geográficamente hablando, donde se emplea el ajo en la cocina”. Teresa se fogueó en varias cocinas hasta que abrió su propio restaurante culminando un sueño. Ganó premios con sus ya legendarias empanadas. Entre semana tiene un menú a 10 euros fuera de lo común que reproduce el abecedario de esta región palpitante y privilegiada. Encantaría a Tarquin Winot, chef creado por John Lanchester en la novela En deuda con el placer, que sostenía que el concepto menú “permanece junto al corazón del impulso humano hacia el orden y la belleza. Un menú encarna la antropología de una cultura, personifica la psicología del individuo”.
Fuente El País

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios