A todos nos cuesta dinero de nuestro bolsill, dice el presidente del As Pontes

34

[La Voz de Galicia] Una de las cosas que más desgasta a un directivo de un club modesto es su disposición absoluta con la entidad. «Nos pasamos todo el día aquí metidos [señala a la entrada del campo de fútbol de O Poboado]. Por ejemplo hoy [por ayer], el último entrenamiento va a terminar a las diez de la noche y después los directivos nos pondremos a fregar todos los vestuarios hasta las doce las noche para que mañana [por hoy] a primera hora los chavales que vengan a jugar se encuentren todo perfectamente listo», señala el máximo dirigente del As Pontes, quien añade: «Pero es que al mediodía, otros directivos, prácticamente sin comer, volverán a pasar la fregona para que el turno de tarde también disfrute de los vestuarios en buenas condiciones».
Hacen turnos durante la semana para encargarse de las instalaciones. «Este invierno -comenta- ha sido muy duro. Hemos tenido que vaciar cinco camiones de arena para que los campos aguantasen tanta agua». «Estas tareas las hemos hecho miembros de la directiva. ¿Deberíamos estar dados de alta?… Tengo miedo de que la gente que trabaja nos deje de ayudar por temor a estas inspecciones», se lamenta el presidente. «Los que las ordenan deberían saber que a todos los directivos, el club nos cuesta dinero de nuestro bolsillo», recalca Castro, quien pide el amparo «decidido» de la Federación Gallega para que se aclare este asunto.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios