Descubriendo vínculos con el mejor amigo del hombre

54

Bruxa y Pelocha, una labradora y una pastora alemán, visitaron la pasada semana a los alumnos del Centro de Educación Especial de Aspanaes –Asociación de pais de persoas con trastorno do espectro autista– de As Pontes. Una experiencia que permitió a los menores mantener una primera toma de contacto con los perros, despertando así nuevos vínculos a través de la interacción con las mascotas.
Esta actividad asistida con animales (AAA) –término con el que se denomina a este tipo de acciones puntuales que no se enmarcan en un programa más amplio– fue realizada por Yago Ricoy de Lobos de Naraío y Javier Fernández Mallo del Club Gerión. Precisamente ambos técnicos en intervención asistida fueron los encargados de supervisar la interacción de los niños con la mascota a través de paseos con correa por el jardín del centro, una actividad en la que “los menores pudieron tomar la iniciativa del rumbo a seguir”, destacó Yago Ricoy.


“También tuvieron la oportunidad de acariciar y dar de comer a los perros, fomentando así la interacción y la estimulación del lenguaje y expresividad de los niños, así como el control de impulsos al tener que mantener una actitud tranquila y relajada durante la toma de contacto con los animales”, señaló el responsable de Lobos de Naraío.
Durante la sesión, en la que participaron tres alumnos –estaba pensada en principio para cuatro–, también hubo lugar para la diversión. Los niños pudieron arrojar objetos y demandar que los perros los trajeran de vuelta. Las mascotas, adiestradas para este tipo de situaciones, realizaron sencillos ejercicios de agilidad como pasar por encima de los niños tumbados en el suelo, fomentando así la comunicación con el animal. Para finalizar los técnicos enseñaron a los alumnos a relajar y acariciar a las mascotas en silencio, promoviendo así una interacción más pausada y contenida.
Esta fue la primera experiencia con perros que se desarrollaba en el Centro de Educación Especial de Aspanaes creado en 1996, aunque no la única con animales, pues tal y como recuerda su directora, Cristina Rodríguez, anteriormente los usuarios ya habían tomado contacto con caballos a través de los campamentos del programa Respiro Familiar de la entidad.
El centro de As Pontes cuenta en la actualidad con una unidad educativa en la que están matriculados un total de seis alumnos con edades de entre 8 y 14 años–tres de ellos en régimen de escolarización total y otros tantos en combinada–.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios