Ana Pena: El lago artificial de As Pontes ha sido una inyección de agua y energía vital

71

[La Nueva España] En As Pontes los vecinos toman el sol donde antes había máquinas excavadoras. Desde hace cinco años el lago artificial más grande de España ha situado al concejo gallego como uno de los destinos turísticos más interesantes de la Península por su riqueza medioambiental y por su pasado más reciente. En 2007 la vieja mina de lignito, una de las mayores explotaciones a cielo abierto del país, cesaba su actividad para dar paso a un complejo proceso de transición de la tierra al agua. El enorme agujero hecho a golpe de esfuerzo fue llenado con 547 hectómetros cúbicos de agua del río Eume, de sus afluentes y de la lluvia. «El lago artificial de As Pontes ha sido una inyección de agua y energía vital». La concejala de Turismo del concejo gallego, en La Coruña, Ana Pena Purriños, explicó así ayer lo que significa el nuevo entorno natural para sus vecinos. Lo hizo durante la presentación del proyecto «As Pontes, camino del Eume. El mayor lago de España», en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA.


El acto contó con la presencia del escritor y montañero Víctor Villar Pis; el director de mina de Endesa As Pontes, José Antonio Menéndez Lolo, y María Soledad Souto López, encargada de la coordinación y producción.
Para la edil gallega, los asturianos «tienen una sensibilidad especial hacia el lugar» debido a los numerosos habitantes de As Pontes nacidos en el Principado. «En la década de los setenta y de los ochenta muchísimos asturianos se fueron a nuestro concejo en busca de un futuro mejor en la mina o en la central térmica. Forman parte de los mejores conocedores de la transformación del entorno», explicó Pena, para quien, hoy en día, las posibiluidades turísticas del lago artificial son casi infinitas. Como ejemplo de las múltiples actividades que pueden desarrollarse allí, destacan las regatas de vela.
Menéndez Lolo explicó el proceso constructivo y de llenado del lago, que comenzó en enero de 2008 y terminó en abril de 2012.
La creación del lago no sólo supuso el llenado del hueco de la mina a cielo abierto y su reintegración en el entorno hídrico, sino que también propició la restauración medioambiental de la ribera y su protección frente a la erosión. Desde hace cuatro años se recopilan datos sobre la cantidad de nutrientes y organismos para llevar un control.
El desagüe del lago se realiza a través del cauce del río Carracedo, que drenaba todo el área que luego ocupó el hueco minero, por lo que la configuración final del lugar es la de un sistema hídrico similar al inicial. Actualmente, recibe las aportaciones del río Illade, del arroyo Meidelo, de las aguas de la superficie del terreno de la Escombrera Exterior y de la lluvia.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios