Lucia Legaspi: El deporte me dio unos principios

104

lucia.jpg[La Voz de Galicia, por Xosé Ferreiro] Lucía Legaspi es uno de los grandes nombres del deporte pontés y comarcal. Era una de las apuestas de los expertos para el estreno del taekuondo en los Juegos de Sídney 2000. Alejada de la competición por los estudios, hoy día ha regresado al que fue su deporte.
-Los entendidos en taekuondo hablaban muy bien de usted. ¿Por qué lo dejó?
-Estando a un paso de iniciar mi vida universitaria tenía dos opciones, continuar con mis estudios aquí, o irme con una beca ADO al CAR de Sant Cugat. Ya había estado concentrada allí, y sabía que no me iba a ser fácil compaginar el estudiar y la competición de alto nivel. Así que, como tenía mucho interés en mis estudios, lo acabé dejando.
-Dígame un triunfo o una medalla.
-Sin duda, mi primer Campeonato de España. Cuando me levantaron la mano y supe que había ganado el oro, experimenté la mejor sensación que he tenido nunca, dejando al margen la maternidad. También tuve otras medallas cargadas de mucho sacrificio, como el bronce en el Mundial júnior con una mano rota, pero nunca olvidaré lo conseguido en Logroño.
-¿Qué le aportó su deporte? ¿Quiénes fueron las personas que más le marcaron?
-El taekuondo para mí fue sacrificio, trabajo, competitividad y amistad, también momentos de decepción y volver a levantarme. Pero, sobre todo, el deporte me dio unos principios de los que estoy orgullosa y hoy me llevan por la vida. Debo parte de mi educación a Antonio Montes, mi maestro en el Moo Duk Kwan de Vilalba, y a Celso Barro, que me llevaba a entrenar allí desde As Pontes.


-¿Cuáles eran las condiciones que la llevaron a lo más alto?
-Creo que la perseverancia, constancia y sacrificio. También diría que era rápida, y no me gustaba perder.
-Viajó por muchos lugares y países con la selección española. Hábleme de ellos. ¿Cuáles fueron los mayores contrastes que vio en otros mundos? ¿Alguna anécdota?
-Bélgica, limpia y ordenada; México y Turquía, el caos; Grecia, la puerta al pasado; Croacia, la guerra; y Dinamarca, la tranquilidad y el buen gusto estético. Como anécdota contaría que mis compañeros y yo nos colamos en el circo griego para sacarnos una foto y al instante aparecieron cuatro tipos enormes amenazando con deportarnos, aunque luego todo quedó en un susto y una bronca.
-¿Por qué volvió a entrenar?
-Volvimos hace dos años a la Escuela Municipal de As Pontes, un pequeño grupo cargado de morriña por este deporte, una siempre la tiene pero no encuentra el momento para volver.
-¿Con qué asiduidad lo practica?
-Iba los martes y jueves, pero, con tres embarazos en los últimos cuatro años, poco he podido entrenar. Así que me queda como asignatura pendiente.
-¿Le gustaría que en un futuro sus hijos practicasen el taekuondo o algún otro deporte?

-Me encantaría que mis hijos practicaran cualquier deporte, y si es taekuondo, mucho mejor. Unai tiene 3 años y ya ha empezado las clases en la escuela municipal, así que espero que disfrute. Adair e Itzel, de un año, y dos meses, tendrán que esperar, pero en casa ya oyen hablar de taekuondo.
-¿Qué le parece la irrupción del pontés Gabriel Tembrás?
-Gabriel tiene muchas cualidades físicas, en técnica es espectacular, perfecto en cada movimiento, y muy inteligente, aprende todo a la primera. Me dijeron que era un diamante en bruto, y creo que acertaron. Aparte de esto, espero que siga disfrutando del taekuondo, que es lo importante.
-Su tío Fernando fue internacional de fútbol sala, su tío Cholo presidió el Autos Puentes en el mismo deporte, sus primos Iván y Rubén, grandes jugadores de hockey sobre patines ¿Qué tienen los Bouza?
-(Risas) Le tengo mucho cariño a mi apellido. Le podría contestar mi abuela, que tiene 96 años, con una vida muy dura a cuestas, 8 hijos, 18 nietos y 13 bisnietos, pero el mejor legado que me puede dejar, el de no rendirse nunca.
-¿Cómo es su vida hoy?
-Con tres niños pequeños la palabra tiempo libre no existe, pero estoy descubriendo que me encanta la responsabilidad de educar, por lo que la lectura siempre tiene un hueco en la mesita de noche, y espero que pronto el deporte tenga también otro.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios