Olalla Barcia: Me ponía patines hasta en el recreo

97

[La Voz de Galicia, por Xose Ferreiro] Olalla Barcia fue una de las mejores patinadoras de Europa, y hoy se dedica a compartir sus conocimientos con los más jóvenes.
¿Por qué se decantó por su deporte?
-Es un deporte que «engancha», tiene su parte física, técnica y artística, combinarlo todo es complicado, ahí está el reto y por eso me gusta tanto.
¿Qué recuerda de tantos años encima de unos patines?
-Recuerdo con cariño mi primer Campeonato de España, al que acudí con apenas 9 años, y por supuesto competir con la selección española, ver la bandera levantada en el pabellón, ese momento no se olvida.
barcia.jpeg


¿Cuánto tiempo le dedicaba al patinaje en aquella época?
-Todo el que podía, entre semana, también los sábados, los domingos y los festivos, incluso en pistas descubiertas, aprovechaba y me ponía los patines hasta en los recreos en el colegio.
¿Cómo se definiría como patinadora?
-Lo mío era constancia y perseverancia, yo solo quería entrenar y mejorar, para mi patinar no era un sacrificio, era un premio, y compitiendo me exigía mucho a mí misma, nunca me conformaba, siempre quería más.
¿Cuál fue su mayor aprendizaje?
-Todos los veranos iba a Barcelona a entrenar, para mí, las mejores vacaciones del mundo. Carlos Mur me enseñó mucho de patinaje, también valores y disciplina, me ayudó mucho. Allí también conocí a gente que hoy en día son buenas amistades.
En As Pontes hubo muy buenos patinadores, sin ir más lejos Mario Calzas fue campeón de Europa, ¿qué recuerdos tiene de aquella época?
-Había muy buenos patinadores en As Pontes, porque se trabajaba mucho y muy bien.
En el patinaje artístico hay que hacer muchas piruetas, giros, saltos y acrobacias. ¿Cuáles considera las más complicadas o vistosas?
-Muchas veces los ejercicios más difíciles solo los saben apreciar los que realmente entienden de patinaje, a veces las cosas que más lucen son relativamente fáciles, por eso nosotros teníamos coreografías diferentes para las exhibiciones y para los campeonatos.
A día de hoy es entrenadora.
-Ahora estoy en el colegio Compañía de María en Coruña entrenando a niños, desde cursos de iniciación con los más pequeños hasta la competición en sí misma. También estoy en el Club de As Pontes y en la escuela municipal.
¿Que le gusta inculcar a sus alumnos?
-Me gusta que los niños tengan ilusión por aprender, que sean exigentes con ellos mismos y competitivos, que se lo tomen en serio y que adquieran un compromiso, pero los padres también se tienen que implicar. Yo no habría conseguido nada sin el apoyo de los míos; tuve la suerte de que me podían dedicar mucho tiempo y hoy en día los dos siguen ligados a este mundillo. Ahora los padres suelen tener menos tiempo para sus hijos.
¿Alguno apunta maneras?
-Cualquier niño que trabaje duro puede llegar muy alto, algunos tienen unas condiciones innatas, pero al final los que más lejos llegan son los que se esfuerzan y entrenan duro.
Estamos viendo patinaje artístico en los Juegos de Invierno. ¿Le gustaría que su deporte fuera alguna vez olímpico en los Juegos de Verano?
-Me encantaría, y también el hockey sobre patines, me declaro seguidora del Liceo. El sueño de cualquier deportista es participar en unos Juegos, pero creo que habrá que esperar.
¿Cómo es ahora su vida?
-Vivo en Coruña, estudié Empresariales, y soy auditora de cuentas, aunque ahora mismo me dedico de lleno al patinaje. También voy todos los días al gimnasio, a correr por el paseo marítimo y cuando puedo me escapo a la montaña a hacer snowboard.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios