Los vecinos construyeron, en 1928, la escuela de O Freixo

161

El Concello de As Pontes pretende revitalizar la parroquia, donde se celebrará el sábado la tercera Feira do Freixó
[La Voz de Galicia] A comienzos del siglo XX la parroquia pontesa de O Freixo contaba con 980 habitantes. «Hoy queda muy poquita gente, está casi deshabitada, pero nosotros estamos empeñados en revitalizarla», explica Montse García, concejala de Promoción Económica. El Concello y la asociación de vecinos programan la tercera Feira do Freixó, que se celebrará el sábado en el centro de la parroquia, donde se erige la antigua escuela, erigida en 1928 «gracias a la donación de 48 vecinos, que aportaron sus jornales, la madera y todo lo necesario para la construcción», señala la edila. El terreno donde se levantó el edificio fue donado por dos vecinos, Segundo Penabad y Juan Ramil.
En O Freixo se contabilizan 56 lugares, muchos de ellos abandonados. Junto a la iglesia parroquial se encuentran el cementerio y la cantina. En este entorno se desarrollará la feria, con la degustación de freixós, elaborados en la «gigantesca» filloeira municipal [los interesados podrán adquirir filloas para llevar, previo encargo], como uno de los principales alicientes. En el campo de la fiesta tendrá lugar la comida -servirán empanada, cocido y freixós, a 15 euros por persona; hay que anotarse en el bar A Cepa, en As Pontes, en Casa Ramil, en O Freixo, o en el número de teléfono 686 562 353-, junto a la exposición de artesanía y productos del país.


Paisaje y patrimonio histórico
Desde el Ayuntamiento insisten en el valor paisajístico y medioambiental de esta parroquia, donde se sitúa el monte Caxado, el punto más elevado del municipio, a 756 metros. Destaca, además, la riqueza patrimonial, con las capillas de Sangoñedo, Merlán, San Tomé o Pena de Francia [esta última es la más conocida, por la romería que se celebra desde hace más de cinco siglos]. O Pico, Tras da Serra, O Alto de San Xoán, Pena da Loba o Veiga da Nata (con un singular cruceiro) también se hallan por encima de los 600 metros de altitud. Muchos de los actuales residentes en As Pontes proceden de O Freixo, adonde suelen acudir con asiduidad.
Con el ánimo de «revitalizar» la zona, el Concello ha iniciado conversaciones con el Obispado para tratar de conseguir la cesión de la casa rectoral, a fin de rehabilitarla. «Trabajamos para mejorar la zona donde se encuentra la iglesia, el atrio y un emblemático cruceiro… vamos a recuperar esa zona a lo largo de este año», anunció la concejala Montse García, a solo un par de días de la Feira do Freixó. El dúo Maracuyá amenizará la cita gastronómica que el sábado devolverá la vida a O Freixo.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios