Los usos del lago aún están limitados dos años después de su inauguración

107

[La Voz de Galicia] El lago de As Pontes cumplió el pasado fin de semana dos años desde que fuese inaugurado por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en una ceremonia presidida por el presidente de Endesa, Borja Prado. El mayor embalse artificial del país forma parte ya del entorno, mejorando sensiblemente el paisaje antes eminentemente industrial de la entrada de As Pontes. Según Endesa, su evolución es tal que en este espacio se han avistado ya unas 80 especies de aves, 34 de las cuales específicamente acuáticas, además de cinco de mamíferos y otros dos anfibios. Los análisis periódicos de las aguas reflejan, según la eléctrica, que bastaría un simple filtrado para que pudiese ser consumida.
En el lago se han celebrado diversas actividades deportivas, como el campeonato gallego de vela y próximamente será sede del de windsurf y de una prueba del Ironman, pero sus potencialidades están lejos de ser aprovechadas al máximo.


Para la administración, el lago, con 18 kilómetros de perímetro y 547 hectómetros de agua, sigue siendo un espacio minero, por lo que sus posibles usos siguen muy restringidos. Está previsto que su transferencia a la administración autonómica, en concreto a Aguas de Galicia, se produzca dentro de dos años, por lo que toda actividad que se desarrolla en este espacio precisa actualmente de permisos por parte de Endesa y también de varios departamentos de la Xunta, lo que detrae a los potenciales organizadores. Existe, no obstante, presión social para que esa fecha se adelante. El alcalde del municipio, Valentín González Formoso, entiende que Augas de Galicia y la Consellería de Industria deberían de ponerse de acuerdo para acelerar la asunción de este espacio natural, en el que la compañía eléctrica invirtió 35 millones de euros. «Hay que esclarecer cuanto antes las titularidades y también las competencias. Es un embalse más, porque de mina ya no tiene absolutamente nada, y ya está acreditado que la calidad del agua es excepcional», subraya el regidor.
Lo que está más avanzado es el convenio entre Endesa y el Concello para la cesión de la playa, de 30.000 metros cuadrados de superficie, y sus accesos, pendiente de los últimos flecos, según González Formoso. El alcalde abogó por la constitución de un ente, como una fundación, para gestionar conjuntamente tanto el lago como la escombrera, con el fin de potenciar sus usos. Propone un organismo en el que estén presentes Endesa, la Xunta y el Concello.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios