Intel presenta su línea para convertibles Core M y los procesadores sin bloqueo Devil’s Canyon

41

Intel también se ha pasado por la feria Computex en Taipei presentando nuevas soluciones de procesamiento para las diferentes necesidades del mercado. Las dos grandes novedades de los californianos han sido la serie de procesadores Core M para dispositivos híbridos y las CPUs Devil’s Canyon diseñadas para los overclocks más exigentes.


Intel Core M
El fabricante de componentes ha introducido en Taiwán el primer procesador de 14nm sobre arquitectura Broadwell, bautizado como Core M. Según sus responsables, la CPU móvil de cuarta generación mejora el consumo de la anterior hasta un 45%, prometiendo además un aumento de rendimiento de entre un 20% y 40%.
Como concepto para demostrar de lo que son capaces los Core M, Intel ha mostrado un prototipo de tableta híbrida de 12,5 pulgadas denominada “Llama Mountain”. El dispositivo mide 7,2mm de grosor, pesa 670 gramos, promete hasta 32 horas de autonomía y no presenta ningún ventilador para su refrigeración. Una característica que aprovecha la mejora del 60% en la eficiencia termal de los Core M que destaca la firma.
Esta línea de chips de Intel está reconocidamente dedicada al mercado de los híbridos, disponiendo un camino alternativo para la compañía fuera del decreciente mercado del PC tradicional. “Las líneas entre las categorías de la tecnología se están difuminando a medida que se asienta la era de la computación integrada donde el factor de forma importa menos que la experiencia”, comentó la presidenta de Intel, Renee James.
El nuevo producto de Intel podría suponer un gran paso para los híbridos ultradelgados, eliminando además la necesidad de refrigeración activa para mantenerse frescos. En este terreno, Asus presentaba ayer en el escenario de Taipei su Transformer Book T300 Chi, el cual monta un Intel Core de “nueva generación” sin confirmar que perfectamente podría corresponder al nuevo modelo móvil de Intel.
Procesadores Devil’s Canyon y Pentium G3258
En el terreno de las CPUs de sobremesa, Intel ha presentado oficialmente varios productos diseñados para los usuarios más entusiastas. Bajo el sobrenombre “Devil’s Canyon”, la firma ha introducido los procesadores Haswell de cuatro núcleos Core i7-4790K y Core i5-4690K, en ambos casos especialmente diseñados para llevar sus relojes al máximo encima de una placa Z87 o Z97.
El procesador i7 apela además al olvidado culto a los hercios rompiendo la barrera de los 4GHz en su frecuencia base, un hito al que Intel ha llegado varios años después de su rival AMD. Haciendo uso de la tecnología Turbo Boost, el i7 consigue alcanzar los 4,4GHz, mientras que el i5 pasaría de 3,5GHz hasta los 3,9GHz.
El tercer procesador presentado por Intel ha sido el Pentium G3258 de doble núcleo que llega para conmemorar el 20 aniversario de la legendaria marca de la compañía. La frecuencia base del procesador se sitúa en unos decentes 3,2GHz y al igual que los modelos superiores viene desbloqueado de serie para acelerar el reloj.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios