La oposición pide al Gobierno una LPI más dura que incluya el retorno del canon digital

124

Por si la dureza de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual planteada por el Gobierno del PP no fuera suficiente, los principales grupos de la oposición se han puesto de acuerdo para aumentar la mano de hierro del texto. PSOE, Izquierda Plural y UPyD han presentado sus respectivas observaciones sobre el proyecto, proponiendo entre otros detalles un desmedido aumento en la autoridad de la Ley Sinde o el retorno del canon digital.
La aprobación de las enmiendas presentadas se votará en una sesión con capacidad legislativa el próximo 16 de julio, según ha podido conocer El Mundo. A continuación repasamos las propuestas más destacables que han emitido los partidos de la oposición.


El fin de los enlaces
Izquierda Plural y PSOE han pedido la supresión de diversas especificaciones necesarias para que la Sección Segunda (Ley Sinde) actúe contra un sitio web acusado de violar derechos de autor. Estas incluyen el nivel de audiencia en España, número de obras afectadas o el modelo de negocio. En consecuencia, esta modificación permitiría ejecutar medidas cautelares contra páginas personales, cuentas de Twitter o muros de Facebook “sospechosos” pese a contar con un tráfico mínimo.
Igualmente, los socialistas piden el bloqueo “con carácter ordinario” de los proveedores de acceso y alojamiento “cuando resulte la medida más eficaz”, eliminando la condición de proporcionalidad. En esencia, esta regla autorizaría a la Sección Segunda para bloquear cualquier página a discreción si sus propietarios no lo hacen de forma voluntaria.
Por esta línea, el partido socialista también propone eliminar una excepción que impide actuar contra “meros consumidores finales de buena fe y sin ánimo de obtener beneficio económico”, permitiendo así apuntar hacia el usuario final y no solo hacia las webs con ánimo de lucro. En este punto, Izquierda Plural se ha pronunciado de forma opuesta proponiendo un refuerzo de las garantías de no poder actuar en contra el consumidor.
El PSOE sugiere excluir expresamente a Google de esta normativa antipiratería eliminando del texto a “prestadores de servicios que realicen actividades de mera intermediación técnica”. Este no sería el caso de Menéame u otros agregadores sociales que dependen de la participación de sus usuarios, y no de un algoritmo automatizado.
Resucita el canon digital
Los tres grupos de la oposición han coincidido en proponer que la compensación por copia privada deje de ser un cargo para los Presupuestos del Estado para volver a ser pagado por los fabricantes de dispositivos. Izquierda Plural agrega además en la responsabilidad de pago a (literalmente) “las empresas prestadoras de servicios de Internet y de servicios en Internet”. UPyD va otro paso más allá y añade la supresión de todas las excepciones a la copia privada, incluyendo fines educativos o de investigación científica.
La respuesta a estas enmiendas no se ha hecho esperar, por ejemplo el conocido abogado Carlos Sánchez Almeida ha recordado la decisión de la justicia europea: “Se piden nuevos cánones con gran indefinición jurídica y esto abre las puertas a que por vía del decreto ley se meta el canon digital del que nos habíamos librado por via de la Unión Europea”.
Fuente ElMundo

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios