Antonio Polo: En la piragua soy ambicioso

208

El laureado palista pontés elige el recodo de Somede como su lugar preferido del pantano de A Ribeira
[La Voz de Galicia, por Xosé Ferreiro] Antonio Polo es uno de los grandes del deporte comarcal. Hace piragüismo por pasión, pero medalla a medalla se ha convertido en uno de los ponteses con mejor palmarés, y aún sigue en activo. Vive entre As Pontes y Moeche y trabaja para el Grupo Xuvenil a media jornada. «La experiencia es buena, aunque la gente no está dispuesta a soportar entrenamientos duros, todo les parece mucho (risas)».
¿Cómo va la cantera?
-Volvemos a tener un grupo de deportistas. Independientemente de su nivel, es lo importante para conformar el equipo, ya que generan nuestra actividad, y confirman un relevo para que este deporte no se extinga en As Pontes.
Surgieron grandes talentos en el piragüismo pontés.
-Salió Borja Prieto, campeón de Europa sub-23 e internacional español casi todos los años, llegó muy lejos, peleó mucho, y se quedó tres veces a un paso de los Juegos, quizás por algún error de planificación del equipo técnico que los guiaba. El doble subcampeón mundial júnior Dani Feijoo se fue dispersando, pero para mí fue el de mayor potencial, el más talentoso y completo, de vez en cuando aún pega algún zarpazo (risas). El malogrado ganador del Sella, José Ramón Corral, era ambición y muchas horas de trabajo y sufrimiento. Arturo Torrente, el primer pontés en disputar un Mundial. También David Bellas, Gonzalo Alvariño, Saray Fornos, Virginia Polo (risas) y alguno más.
Antonio_polo_campello.jpg


De sus innumerable metales, ¿recuerda alguno?
-Tampoco son tantos (risas), pero si tengo que escoger, los dos subcampeonatos de España 2006 en K4 500 y 1.000. Aquello lo disfrutamos mucho todos. También le diré mi subcampeonato de España en K2 1.000 en 2004, porque teníamos mucha presión, no se confiaba demasiado en nosotros y aquella plata nos reivindicó, incluso quedamos por delante del K2 del posteriormente campeón olímpico Saúl Craviotto y todo.
Compartió embarcación con el tricampeón mundial pontevedrés Álvaro Fernández Fiuza, ¿Admiró a algún competidor?
-De Fiuza su currículum lo dice todo, se lo trabajó mucho, como persona es un buen amigo. Pienso que mi generación admiró al noruego Knutt Holmann, tricampeón olímpico, porque siempre nos insistieron mucho con su técnica, y qué decir del diez veces campeón del Mundo de maratón, el asturiano Manolo Busto.
¿Qué nos dice de la experiencia del Sella, la fiesta de la piragua, donde fue noveno el año 2009 que se batió el récord?
-El Sella es para los que lo disputan, que pasan tres semanas allí preparándolo, para mí es una competición más. Mi regata favorita siempre es el Gallego de fondo, no es un viaje muy largo, y allí está la élite gallega.
¿Su regata de mayor distancia o la que más dura se le hizo?
-Cualquier Príncipe de Asturias cuando era de Portonovo a Pontevedra, si coincidía en un año sabático era interminable y uno llegaba muerto, también recuerdo la Copa del Mundo de Dinamarca, 32 kilómetros, comimos mal allí, nos cogió una pájara y de acariciar la medalla al final acabamos quintos y deshidratados.
¿Como es dentro de una piragua?
-Soy ambicioso y voraz, pero siempre limpio como deportista, no haría cualquier cosa para ganar.
Conocerá el pantano da Ribeira mejor que su casa. ¿El lugar más idílico?
-Es mi segunda casa (risas). La zona que más me gusta son los 700 metros del recodo de Somede, cuando el pantano está lleno.
¿Dejará algún día la piragua?
-La competición sí, la piragua pienso que formará parte de mi para siempre.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios