La hora de la verdad para Alvariño tras una gira por Corea

El pontés conoció la meca del tiro con arco y hoy debuta en China en la primera Copa del Mundo que certifica el billete olímpico

193

Miguel Alvariño brilló fuera de España en el 2014, explotó como campeón de la final de la Copa del Mundo en el 2015 y en las últimas semanas se preparó en los mejores centros de entrenamiento del planeta como integrante del equipo español. Una cuidada preparación de cara al inicio de la Copa del Mundo, que este miércoles arranca en Shanghái. El pontés pasó 20 días entre San Diego y Baja California, primero en el cuartel general de la élite del tiro con arco en Estados Unidos y luego en México. Tras unos buenos resultados en España, volvió a tomar otro avión. Desde el pasado día 3, Alvariño entrenó en la meca del tiro con arco, Corea del Sur, en Daejeon, en el centro del país. Ahora, el equipo nacional disputa las Copas del Mundo de Shanghái y Medellín, que repartirán las tres plazas olímpicas entre cuatro aspirantes, los actuales integrantes del conjunto español.

El último viaje por Corea del Sur resultó diferente e intenso en todos los sentidos. «Recorrimos todo el país de abajo arriba, enfrentándonos a la mayoría de equipos profesionales de Corea y comparando costumbres y diferentes técnicas de tiro», explica Alvariño. «Intenté aprender lo máximo posible. Desde cómo funciona la base en el tiro con arco coreano, hasta las rutinas de los equipos profesionales y universitarios. Estuve con Kim Bub-Min, bronce por equipos en los Juegos de Londres», comenta sobre una experiencia que también le permitió conocer a Park Kyung Mo y Park Sung-Hyun, que suman siete medallas olímpicas.

Alvariño puede hablar de otras figuras a las que antes idolatraba y ahora derrota, a la vista de su título de la final de la Copa del Mundo en el Zócalo de México DF. «Aunque no estoy tirando bien, no sé por qué», explicaba hace unos días con humildad el arquero, de 21 años, y que contribuyó a que España lograse tres plazas en los Juegos de Río. Esos billetes ahora irán para tres de los cuatro deportistas concentrados en Shanghái. Junto a Alvariño, entrenan Juan Ignacio Rodríguez, Antonio Fernández y Miguel Ángel Pifarre, el único que no participó en la clasificación olímpica.

Alvariño es optimista de cara al estreno internacional en Shanghái: «Espero estar en forma para la Copa del Mundo, tener un buen resultado y, sobre todo, poder tirar a mi nivel y disfrutar de la competición». Y no siente excesiva presión por su brillante 2015, en el que también ganó el oro individual y la plata por equipos en los Juegos Europeos de Bakú. «Soy consciente de que los resultados del año pasado fueron increíbles. Pero ese no es mi objetivo ahora, sino ir a los Juegos Olímpicos y conseguir un buen resultado allí. Pero, sobre todo, lo más importante es pasármelo bien y hacer mi tiro», matiza.

En la primera Copa del Mundo, los arqueros que irán a los Juegos buscan ya las primeras sensaciones positivas para ir ganando confianza de cara a la cita de agosto en Río. Aunque es prudente, apunta que a partir de los dieciseisavos de final en Shanghái ya se daría por moderadamente satisfecho. «Espero meterme del puesto 17 en adelante, pero siempre se quiere quedar de primero, obviamente; si no, no tendría sentido competir. Lo único que espero de esa competición es rendir a mi nivel y pasármelo bien porque sé hasta donde soy capaz de llegar rindiendo a mi nivel y pasándomelo como un enano», comenta sin olvidar el necesario disfrute con el arco.

Junto a los cuatro arqueros que forman el equipo español de cara a la Copa del Mundo, se encuentra el director técnico de la federación española, el coreano Hyung Mok Cho. Este miércoles se celebra la ronda clasificatoria y las primeras rondas de la competición por equipos mixtos.

Fuente La Voz de Galicia

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios