Coches eléctricos para la térmica de As Pontes

Endesa ha instalado el correspondiente cargador de repostaje

263

La unidad de producción térmica de As Pontes ha incorporado a su flota de vehículos sus dos primeros coches eléctricos. Esta medida contribuye al objetivo global de la compañía de electrificar el 80 % de su parque móvil operativo en el año 2020, dentro de su estrategia de reducir el impacto ambiental de todas sus actividades.

Con el fin de abastecer las nuevas unidades, la empresa ha instalado ante el edificio de oficinas de la central térmica pontesa un cargador para repostar. Se trata de dos automóviles de la marca Nissan, que a sus prestaciones unen la ventaja de no emitir gases de efecto invernadero. Estos coches realizarán anualmente unos 26.000 kilómetros, con lo que evitarán la emisión a la atmósfera de cuatro de toneladas de CO2. El coste por cada 100 kilómetros en un coche eléctrico es de 2 euros, frente a los 7 que, por término medio, supone recorrer la misma distancia en un vehículo de combustión convencional.

Endesa tiene como objetivo electrificar un 80% de su flota operativa para 2020, lo que unido al plan de movilidad para empleados podría llegar a sumar unos 3.000 vehículos eléctricos en la compañía. Desde 2010, en el marco de su plan de renovación de flotas, la compañía ha sustituido cerca del 30 % de los vehículos de combustión de corto recorrido por coches híbridos y eléctricos. También ha multiplicado por cuatro el número de eléctricos puros en flota en los últimos seis años y va a incorporar otros 32 de aquí a final de 2016.

Endesa cuenta también desde 2008 con la mayor flota de vehículos híbridos de España para su red de ventas: 420 unidades. Sólo con esta iniciativa, la empresa ha conseguido dejar de emitir a la atmósfera el equivalente a la capacidad de absorción de 28.800 árboles. Cada vehículo de estas características emite una tonelada de CO2 menos al año que un automóvil de motor diésel.

Asimismo, Endesa ha lanzado un nuevo plan para electrificar la flota de vehículos de representación de sus directivos. El objetivo es que, dentro de cuatro años, 4 de cada 10 vehículos de este segmento sean híbridos o 100% eléctricos. Este proyecto se suma a la promoción de la movilidad eléctrica entre empleados, a quienes el año pasado incentivó para que adquiriesen 158 vehículos eléctricos, cifra que supone aproximadamente una cuota del 10% del mercado de turismos eléctricos en España. El pasado abril se inició otra campaña con la que se pretende que trescientos trabajadores más compren coches eléctricos. De alcanzarse ese objetivo, a final de año el 5 % de la plantilla de Endesa serán propietarios de vehículos eléctricos, a título particular.

Con los distintos planes en curso, Endesa espera introducir 3.000 vehículos eléctricos en las carreteras españolas. La compañía apuesta por la electrificación de la demanda como camino para cumplir con los objetivos de la cumbre de París contra el cambio climático; en esta estrategia, la movilidad eléctrica es uno de los ejes principales.

Fuente La Voz de Galicia

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios