WhatsApp y Skype, en pie de guerra contra Europa

La Comisión Europea está trabajando en una actualización de las normas comunitarias sobre telecomunicaciones, con el objetivo de mejorar la privacidad y confidencialidad de los usuarios. Sin embargo, las grandes compañías tecnológicas no están dispuestas a acatarlas

157

La regulación de la privacidad en internet vuelve a enfrentar a Europa con las compañías tecnológicas. Y, una vez más, se demuestra la disparidad de criterios entre EE.UU. y la UE en torno a la protección de datos de los usuarios.

WhatsApp, Skype y demás servicios de mensajería en línea se enfrentarán a nuevas normas que planea Europa destinadas a proteger la privacidad de los usuarios.

La Comisión Europea ha confirmado este martes que está trabajando en una actualización de las normas comunitarias sobre telecomunicaciones, con el objetivo de mejorar la privacidad y confidencialidad de los usuarios de servicios ofrecidos por compañías digitales, distintas a los operadores tradicionales.

«Estamos trabajando en una actualización de las normas comunitarias de telecomunicaciones y en una revisión de la directiva de privacidad como parte de la estrategia para el mercado único digital», ha declarado en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario Christian Wigand, al ser preguntado por la información que adelantó este lunes el diario británico «Financial Times».

Según este proyecto los servicios se enfrentan a normas de seguridad y privacidad similares a las que rigen los mensajes de texto SMS, llamadas de móvil y llamadas a teléfonos fijos. Será en septiembre cuandi septiembre cuando se proponga dicha propuesta de reforma, cuyo principal objetivo es «ofrecer un mejor acceso para los europeos a los servicios digitales, reforzar la confianza, establecer las condiciones correctas para redes tecnológicas digitales y asegurar un escenario de igualdad de condiciones para los actores del mercado».

El portavoz ha añadido además que la nueva normativa buscará establecer las «condiciones correctas» para impulsar la inversión por parte de los operadores, así como incentivar la inversión privada en las «redes de próxima generación».

En este sentido, la Comisión Europea ha asegurado que para esta revisión tiene en cuenta la «importancia creciente» de proveedores online conocidos como «over the top» (OTT), que ofrecen servicios «similares o equivalentes» a los que ofrecen otros operadores tradicionales.

Cambios para 2017

Según publicó «Financial Times», WhatsApp, propiedad de Facebook y Skype, propiedad de Microsoft, tendrán que acatar «las disposiciones de seguridad y confidencialidad» que proponga Europa.

Las propuestas, que se presentarán este septiembre, no serán las definitivas, ya que estarán en debate hasta finales de este año, cuando saldrá un documento legal con los cambios finales. El proyecto de ley entonces tendrá que pasar por la cámara legislativa de la UE, y ponerse de acuerdo con los 28 estados miembros de la UE, entre ellos el Reino Unido, y el Parlamento Europeo.

Jan Philipp Albrecht, un eurodiputado ecologista y un activista en la campaña sobre la privacidad de datos, dijo que una de sus prioridades era «crear nuevas y resistentes normas sobre el cifrado de datos. Las revelaciones de Edward Snowden habían dejado claro que toda comunicación tiene que ser de cifrado encriptado».

Snowden, entregó un tesoro de documentos a diferentes periódicos los cuales revelaban cómo Estados Unidos y la inteligencia británica habían roto la línea de cifrado utilizado por millones de personas para proteger sus datos personales.

Libertad de expesión o privacidad

TechUK, un grupo industrial que representa a 900 compañías de internet, como Facebook y Microsoft, instó a la Comisión de que hay que «pensar cuidadosamente acerca de la evidencia del daño y los poderes que ya tienen a su disposición».

Charlotte Holloway, el director de política en TechUK, dijo que las nuevas regulaciones podrían tener efectos no deseados mucho más allá de los servicios OTT y podrían extenderse a otras áreas, tales como la conexión de dispositivos a internet. «No sólo serían aplicaciones de mensajería OTT las cuales podrían verse afectadas en tal medida, sino además nuevas y emergentes áreas».

Asimismo añadió: «Los funcionarios de la Comisión deben estar atentos a las consecuencias no deseadas de las propuestas que podrían socavar el potencial económico futuro de Europa». Louise Bennett, encargada de seguridad en el Instituto británico de TI, acusó a la UE de dar con demasiadas regulaciones en conflicto y señaló lagunas inconsistentes en virtud de los planes más recientes, tales como una exención para las llamadas de Skype a Skype.

Y también añadió: «Nunca habrá reconciliación total entre los puntos de vista de América, donde la libertad de expresión es lo más importante, y los europeos, donde la privacidad es lo más importante».

Los temas de regulación dejan ver la cruda división entre los sectores de tecnología de Europa y los de EE.UU. Mientras que las mayores empresas tecnológicas de Estados Unidos, encabezadas por Apple y los padres de Google, Alfabet, proporcionan servicios OTT como parte de su negocio, las mayores empresas tecnológicas europeas, como Telefónica y Vodafone, están socavados por ellos.

El éxito o el fracaso de los servicios de mensajería OTT también tiene una fuerte influencia sobre las cuestiones de seguridad nacional en todo el mundo. WhatsApp y iMessage, por ejemplo, permiten cifrado de extremo a extremo de forma predeterminada en todos los mensajes, asegurando que incluso ni Facebook y Apple pueden acceder a su contenido.

Por el contrario, Facebook Messenger sólo encripta los mensajes de extremo a extremo si el usuario opta activamente en un modo de «chat privado». Como tal, los cuerpos de seguridad con una orden judicial apropiada pueden acceder fácilmente a la mayoría de los mensajes enviados a través del servicio.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios