«El poblado industrial de As Pontes es más moderno que otros»

Junto con Pablo Rodríguez es coautora de un proyecto ganador del concurso Hume pontés

524

El proyecto O poboado industrial como paradigma urbanístico: As Pontes, análise comparativa con Compostilla y Belesar -elaborado por los arquitectos Nuria Prieto y Pablo Rodríguez- recibirá el próximo día 16 el primer Premio de Investigación de la Asociación de Estudos Históricos e Sociais Hume de As Pontes. En él, los dos jóvenes proyectistas analizan el papel de las edificaciones levantadas en los citados emplazamientos tras copiar los modelos desarrollados por ingleses y norteamericanos. «Nacieron con el objetivo de higienizar el modo de vida de los trabajadores de las empresas», explica Prieto, natural de Ponferrada y residente en A Coruña, ciudad en la que estudió Arquitectura, desde hace más de una década.

-Tras la comparativa, ¿encontraron muchas similitudes?

-El caso de As Pontes es más moderno que el de los otros dos. Compostilla es más antiguo, pero incorpora más edificios, y Belesar es solo poblado. En los tres nos llamó la atención la jerarquía de las viviendas, así como los sistemas constructivos que utilizaban. Nos dimos cuenta de que en ese momento había muy poco dinero para construir muchas cosas y que el ingenio de los arquitectos y constructores era notable por cómo resolvieron el tema. La clave era hacer todo lo posible con los mínimos recursos.

-¿De una manera solvente?

-Construyeron poblados industriales muy solventes con lo mínimo y resolvieron lo que buscaban: un hábitat para sus trabajadores. Obviamente, hemos visto cómo las clases más altas tenían las mejores casas, pero realmente con mayor o menor suerte, se resolvió muy bien. También nos llamó la atención que, a pesar de lo satisfactorio de la experiencia, sus arquitectos no son conocidos.

-¿Algo que aprender de esos modelos?

-En parte sí. Una de las cosas es la solvencia, pero también es importante destacar la sencillez. En los tres casos que analizamos vimos cómo se optó por lo que funcionaba, de una forma lógica, para conseguir la mejor solución. También fue muy importante el tratamiento que se le dio al espacio público porque cuentan con zonas verdes y lugares de esparcimiento. Hoy eso sería muy cuestionable porque siempre estamos intentando sacar el mayor rendimiento al suelo. Explicar ahora a un promotor que eso debe ir vinculado a la calidad de vida de los que allí residen es complicado.

Fuente La Voz de Galicia

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios