AMD presenta los procesadores Ryzen y planta cara a Intel

AMD ha presentado por todo lo alto los procesadores Ryzen, los primeros ejemplares de la arquitectura Zen que hasta ahora eran conocidos bajo el nombre en clave Summit Ridge.

196

AMD ha presentado por todo lo alto los procesadores Ryzen, los primeros ejemplares de la arquitectura Zen que hasta ahora eran conocidos bajo el nombre en clave Summit Ridge. Se trata de una nueva marca de procesadores que tiene como objetivo encandilar a los usuarios más entusiastas, aquellos que buscan una solución de alto rendimiento o quieren sacar el máximo partido a los juegos más exigentes.

Los primeros Ryzen, los dirigidos a los más devotos, llegarán durante el primer trimestre del 2017 (posiblemente a finales de febrero o inicios de marzo). Estos procesadores presentan 8 núcleos, 16 hilos, una frecuencia base de 3,4 GHz y una memoria caché de 20 MB (4 MB L2 más 8+8 MB unificados en L3). Toda esta potencia se basta con una alimentación de 95 W y estará bajo la supervisión de la tecnología SenseMI.

Sense Mi es una plataforma de inteligencia que controlará en todo momento el rendimiento, voltaje y temperatura del procesador, analizará esta información para ajustar en tiempo real la frecuencia (en saltos de 25 MHz) y abrirá la puerta a realizar un overclock automático (siempre que el procesador no corra peligro). Esta nueva herramienta también incluye una red neuronal que predice las cargas de trabajo para anticiparse a ellas y gestionarlas mejor, e incorpora unos algoritmos de aprendizaje para adelantarse a las necesidades de las aplicaciones y preparar de antemano los datos que vayan a usar. Esta última función mejorará a medida que vaya asimilando los patrones.

Además de estrenar la arquitectura Zen fabricada en un proceso de 14 nanómetros FinFET y sucesora de Bulldozer, los procesadores Ryzen también son los primeros en usar el zócalo AM4. Esto le permitirá montar memorias DDR4, PCIe de tercera generación, USB 3.1 de segunda generación a 10 Gbps, NVMe (especificación para usar SSD sobre PCI Express) y SATA Express (para discos duros mecánicos).

Durante la presentación, AMD ha hecho competir uno de sus procesadores Ryzen (3,4 GHz y 95 W TDP) contra un Intel Core i7 6900K (3.70 GHz y 140 TDP) para demostrar cómo su apuesta gana en velocidad codificando un vídeo con Handbrake (un transcodificador de vídeo vía CPU de código abierto). También se ha hecho una prueba con Battlefield 1 ejecutándose a 4K, pero no se han mostrado los fotogramas por segundo (AMD dice que gana su pequeño).

54 segundos AMD vs. 59 segundos Intel

AMD espera (y realmente necesita) renacer con Ryzen. No se conoce el precio de los procesadores y aún faltan por revelar algunos de sus detalles técnicos, pero todo parece indicar que por fin AMD tiene un producto con el que plantarle cara a Intel.

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios