Una pontesa contra el cáncer

María de la Fuente, natural de As Pontes, es la responsable del laboratorio de Nano-oncología del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago, donde trata de descubrir las ventajas de la nanotecnología en la administración de fármacos en tejidos tumorales

483

As Pontes siempre ha producido un gran talento empresarial, académico e investigador. La muestra de que esta sigue siendo una realidad se puede plasmar en la figura de María de la Fuente Freire, actual responsable del laboratorio de Nano-oncología del Grupo de Oncología Médica Traslacional (Oncomet) del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela.

La pontesa se licenció en Farmacia por la USC y realizó su tesis doctoral en el departamento de Farmacia y Tecnología Farmacéutica en la misma institución, en el área de nanomedicina y terapia génica.

«Durante esa etapa fui beneficiaria de varias becas de formación predoctoral que me permitieron participar en estancias de investigación en Valladolid, Madrid y Finlandia», cuenta María, quien tuvo claro el último año de carrera, en el que disfrutó de una beca Erasmus en Francia, que su senda profesional se encaminaría al mundo de la investigación.

«Para mí suponía un reto enorme poder aportar soluciones y desde entonces, hace 15 años ya, me dedico a este campo», aclara la pontesa, que inició su formación postdoctoral en el marco de un proyecto dirigido a la inhibición de procesos de invasión y metástasis, mediante la aplicación de terapia génica y nanotecnología.

Al finalizar este trabajo, hizo las maletas y se trasladó a Londres, donde participó en el desarrollo preclínico de formulaciones nanoparticulares y en la evaluación de nuevas dianas y moléculas terapéuticas para el tratamiento de tumores caracterizados por su alta agresividad, en el School of Pharmacy.

«Mi retorno a España corrió de la mano de la Asociación Española contra el Cáncer. Fui beneficiaria de un contrato para investigadores en oncología, una beca muy prestigiosa y difícil de alcanzar», cuenta María, que siguió dando saltos en su carrera profesional en 2013, al firmar un contrato Miguel Servet, cofinanciado por el Instituto de Salud Carlos III y el Servizo Galego de Saúde, cuya finalidad es incorporar doctores en distintas titulaciones a hospitales públicos.

El laboratorio que actualmente dirige la pontesa está centrado en la investigación de la nano-oncología. «Buscamos estrategias terapéuticas y de diagnóstico. La nanotecnología ofrece numerosas ventajas para la administración de fármacos, dado que permite su liberación selectiva y controlada al tejido tumoral, con el fin de incrementar su eficacia y disminuir los efectos secundarios», explica, y añade que en la actualidad existen varios nanomedicamentos que se utilizan en la práctica clínica, y «muchos, en fase de desarrollo».

María de la Fuente es el ejemplo claro de que «en Galicia se hace investigación y de calidad», como ella misma defiende.

Búsqueda de fondos para la biopsia líquida

El grupo Oncomet, en el que trabaja María de la Fuente, está inmerso en una campaña de micromecenazgo para recuadar fondos para la biopsia líquida, un nuevo método de análisis, rápido y sencillo, para analizar tumores a través de una extracción de sangre.

La campaña, que es la primera vez que se hace, ya ha conseguido recaudar más de 100.000 euros, de un objetivo de 500.000. Se prolongará hasta abril y los investigadores de Oncomet realizan charlas informativas para explicarla. El dinero se destinará a la compra de dos equipos y al técnico para manejarlos. Más información en www.oncomet.es

Fuente El Progreso

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios