Educación unificará los dos centros de secundaria ponteses

Una delegación del municipio protestó ayer en A Coruña por la supresión del ciclo de bachillerato en el IES Castro da Uz

398

Un centenar de personas participaron ayer en la concentración convocada por el Concello de As Pontes y la coordinadora de ANPAS Abrente para mostrar su oposición a la decisión adoptada por la Consellería de Educación que supondrá, a partir del próximo curso, la supresión del ciclo de bachillerato en el IES Castro da Uz.

Desde As Pontes partían a primera hora de la mañana dos autobuses rumbo a la delegación territorial de la Xunta en A Coruña. Ante la sede de la administración provincial se concentraron miembros de toda la comunidad pontesa en un acto en el que aprovecharon para lanzar mensajes en contra de una medida que, entienden, supondrá una merma en la calidad educativa pontesa.

Una representación integrada por el alcalde pontés, Valentín González Formoso, el edil de Educación, José Alén, así como por dos miembros del equipo directivo del centro y del ANPA fueron recibidos por el delegado territorial de la Xunta, Ovidio Rodeiro, y por el jefe territorial de Educación, Indalecio Cabana.

En dicho encuentro, los responsables del departamento provincial trasladaron las razones esgrimidas por Educación para eliminar el ciclo de bachillerato. Tal y como adelantó ayer La Voz, la Xunta pretende unificar la oferta de los dos centros de secundaria -situados en parcelas colindantes- puesto que, según las cifras que manejan, está previsto que el próximo curso se matriculen en primer curso de Bachillerato un máximo de 78 alumnos. De ser así, explican, las 99 plazas disponibles en el Moncho Valcarce serían suficientes para cubrir las necesidades existentes. Educación mantiene que la reestructuración mejorará la oferta académica en el Moncho Valcarce ya que contará con una unidad más, la plantilla de docentes y el abanico de asignaturas optativas que podrán seleccionar los alumnos.

Desde el Concello pontés, su alcalde Valentín González Formoso, anunció que «apoyaremos al ANPA y abriremos un período de prematrícula para conocer el interés real. Así sabremos si son ciertos los datos de la Xunta o los de los padres». El socialista se mostró contrariado por una decisión que calificó de «capricho» al entender que «mantener esta unidad no supone ningún coste». Además, aseguró que «el próximo curso será el que mejores perspectivas de alumnos tendrá en los últimos cinco años. Se deja sin futuro al instituto porque, si ya sabes previamente que no va a haber bachillerato, la mayoría descartarán ese centro para cursar la ESO».

El Concello, adelantó González Formoso, seguirá visibilizando a través de diferentes acciones de protesta «el malestar que existe en el pueblo».

Fuente La Voz de Galicia

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios