Miguel Alvariño: «Estoy en una etapa de pensar si seguir hasta los Juegos o dejarlo»

Como para muchos otros deportistas, el año posolímpico está siendo complicado para el de As Pontes

337

Con los 23 años recién cumplidos, Miguel Alvariño, olímpico en Río 2016, retomará esta semana las citas internacionales, que tantas alegrías le dieron en los últimos años. No obstante, está pasando un momento de incertidumbre respecto a su futuro.

-Un poco regular. Pero bueno, estoy trabajando, intentando solucionar los problemas que tengo personales y con el arco.

-¿Por qué dice regular?

-Porque no estoy cómodo tirando, no tengo muchas ganas de entrenar y no tengo tanto tiempo como antes. Entonces las cosas no me están saliendo como me esperaba.

-¿El problema es psicológico?

-No, es físico también, porque no puedo entrenar tanto como antes. Estoy toda la mañana en clase [estudia un ciclo de Carrocería en Ferrol], entonces solo tengo por la tarde para hacer el apartado técnico y estar en el gimnasio. Pasé de entrenar ocho horas a solo tres, y con suerte. Eso es algo que se nota.

-Pero, ¿se arrepiente de combinar los estudios y el deporte?

-No, no me arrepiento porque sé de lo que voy a vivir es de los estudios. Lo que pasa es que me fastidia en el sentido de ver cómo no puedo seguir rindiendo al mismo nivel que sé que puedo conseguir.

-Y seguro que lo nota cuando llega a una competición…

-Claro que lo noto. Incluso hasta entrenando ya noto que no estoy como estaba. Siento que no puedo dar más de mí en el hecho de que esto es un deporte profesional, aunque no se cobre por ello, y si quieres tener grandes resultados, necesitas entrenar.

-Aún así, salen buenas cosas como el «round» de la semana pasada en A Coruña.

-Claro que salen buenos resultados, lo que pasa es que no los remato, entre que no estoy teniendo últimamente nada de buena suerte y no me encuentro como en años anteriores.

-De todas formas, a pesar del bache, es un deporte que le sigue gustando mucho, ¿no?

-Bueno, ya me gustaba más de lo que me gusta. A largo plazo no sé lo que puede pasar, pero a corto plazo voy a seguir tirando y a intentar darlo todo.

-¿Cuáles son las expectativas para la Copa de Turquía?

-Disfrutar y hacerlo lo mejor posible. Sobre todo, disfrutar.

-¿Y acercarse a sus resultados internacionales del año pasado?

-Ahora mismo, me da un poquito igual el resultado. Simplemente, quiero disfrutar. Y si disfruto, seguramente llegue más alto que si lo estoy pasando mal, en el sentido de que no me está gustando lo que estoy haciendo

-¿Entrenando en As Pontes se sigue encontrando cómodo?

-Me sigo encontrando cómodo, pero cada vez me aburre un poco más entrenar porque no puedo hacerlo como me gustaría.

-También es cierto que se encuentra en un siempre complicado año posolímpico.

-Sí, eso nos afecta a muchos deportistas. Incluso el coreano que ganó el oro olímpico no está dando la talla en su país. De mis compañeros de selección, uno lo dejó y otro parece que está en proceso. Como es un deporte no remunerado y te vas enterando de cómo funciona el politiqueo de las instituciones, acaba decepcionando. Al final, te acabas dando cuenta de que de esto es imposible vivir, entonces ya te planteas qué hacer. Estoy en una etapa de pensar si seguir hasta los Juegos de Tokio o dejarlo del todo.

Fuente La Voz de Galicia

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios