La OMS incluirá los trastornos asociados a los videojuegos en la clasificación de enfermedades

Esta decisión abre la posibilidad de que los videojuegos generen trastornos patológicos o de adicción, resolución en la que no todo el mundo científico parece estar de acuerdo.

363

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluirá los trastornos y problemas de salud asociados a los videojuegos en su Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11 o undécima versión) cuya actualización se publicará en 2018. Esta decisión abre la posibilidad de que los videojuegos generen trastornos patológicos o de adicción, resolución en la que no todo el mundo científico parece estar de acuerdo.

La noticia avanzada por News Scientist afirma que la OMS entiende que, en determinadas situaciones, los videojuegos pueden estar relacionados con problemas de salud mental. La definición final aún no ha sido redactada, pero la OMS vincula este nuevo trastorno a tres condiciones negativas provocadas por el mal uso de los videojuegos: no saber controlar la conducta de juego en el tiempo, aumento de la prioridad que se le otorga a los videojuegos frente a otros intereses o actividades y mantener la conducta o que vaya a peor.

Cuando el trastorno asociado a los videojuegos aparezca en el ICD 11 no tendrá un epígrafe específico, sino que aparecerá englobado en el de juegos digitales. Vladimir Poznyak, responsable del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, aclara que la mayoría de las personas que usan videojuegos no sufre ningún trastorno, pero según él el uso excesivo puede generar efectos adversos de la misma forma que lo puede hacer el alcohol.

Aquellos que critican la decisión tomada por la OMS afirman en base a su propio estudio que “no está nada claro que estos problemas puedan o deberían atribuirse a un nuevo trastorno”. Entre los miedos de estos expertos ante la introducción de los trastornos asociados a los videojuegos a la clasificación de enfermedades se encuentran las repercusiones negativas por el pánico moral que puede provocar, la aplicación prematura del diagnóstico y el tratamiento de falsos positivos.

Su conclusión es que no debe producirse esa clasificación “para evitar el desperdicio de recursos de salud pública e impedir causar daños a los videojugadores sanos de todo el mundo”.

Fuente: El País

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios