Parlamentarios gallegos alertan en As Pontes de la “vida limitada” de las centrales de carbón

Representantes de todos los grupos políticos del Parlamento gallego destacaron la importancia de las obras de adaptación de la central térmica de As Pontes a la nueva normativa

627

Representantes de todos los grupos políticos del Parlamento gallego destacaron la importancia de las obras de adaptación de la central térmica de As Pontes a la nueva normativa medioambiental europea para 2020 y 2021 durante una visita informativa a sus instalaciones el día de ayer. Acompañados de David Cheda Piñón, director de la empresa de comunicación Incis, los parlamentarios fueron instruidos por miembros de la compañía eléctrica Endesa en el funcionamiento de la planta así como en los entresijos de las obras recién iniciadas para poder alcanzar los nuevos estándares marcados por Europa.

La comitiva de la 6ª Comisión de Industria, Enerxía, Comercio e Turismo estuvo formada por la presidenta del organismo, Cristina Romero, la portavoz del grupo parlamentario del PP, Marta Nóvoa; y los diputados José Manuel Pérez Seco (PSOE), Francisco Casal (En Marea) y Xosé Luis Rivas (BNG).

Una importante reconversión

La nueva normativa europea obliga a las centrales térmicas a una reducción paulatina de sus emisiones de dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre de cara a su eliminación en el año 2030. Ya entre 1990 y 2010 las emanaciones en un 47% y 82% respectivamente. El compromiso aceptado por los países miembros, que modifica la directiva de 2003 y deroga la de 2001, parte de una reducción anual del 67% en el caso del dióxido de azufre y del 41% en el del dióxido de nitrógeno hasta 2029.

“Hay que poner en valor la importante inversión que tiene previsto realizar la empresa para poder cumplir con las directrices europeas de reducción de carbón, y que además de la central térmica tiene otra puntera de ciclo combinado”, aseguró Marta Novoa, quien también señaló las nuevas inversiones de la compañía en las energías renovables como la eólica.

Por su parte José Manuel Pérez Seco destacó “el proceso de transformación que ha sufrido esta central desde el año 1975, cuando comenzó a funcionar hasta ahora con la reducción de emisiones y como va a terminar en el año 2020, con todas las obras de mantenimiento y reformas que se están realizando actualmente”.

Apuesta por la energía verde

El representante del Bloque Nacionalista Galego, Xosé Luís Rivas, aseguró que “el futuro está ahí, el reto está ahí, en la reducción de emisiones, en las renovables y en las alternativas a éstas. Es una apuesta clara por esa clase de energías y la implicación de las administraciones en este futuro, en impulsar esta reducción que es el futuro de nuestra sociedad.

Francisco Casal, parlamentario de la formación En Marea, también agradeció la visita y valoró positivamente la iniciativa europea, aunque puntualizó la necesidad de prepararse para la posible desaparición de esta clase de instalaciones en un futuro y el impacto que esto podría acarrear en la ciudadanía. “Las tendencias de transición energética y exigencias de limitación de estas emisiones van a hacer que a partir de 2030 este tipo de centrales tengan complicaciones para seguir en el mercado. Hay que comenzar ya con políticas para que no supongan un problema social en las zonas en las que están estas centrales que tienen un ciclo de vida limitado”, añadió.

También podría gustarte
Comentarios