El Concello pontés regula los usos del Muíño de Prieto y del local de A Fraga

El pleno municipal aprobó el documento que delimitará sus funciones

322

El edificio de usos múltiples de A Fraga -el conocido como local del pulpo- y el Muíño de Prieto contarán con una ordenanza municipal que determinará sus futuros usos. Ayer, el pleno pontés aprobó inicialmente, con los votos a favor del PSOE y de Xuntos por As Pontes, el documento que regulará sus funciones. «Sen renunciar a unha futura acción museística ou de recuperación», señaló la teniente de alcalde, Montserrat García Chavarría. La venta de pulpo continuará en la zona, pero en el exterior. Con los mismos apoyos, de los ediles Xuntos, y con los votos en contra del BNG, el equipo de gobierno sacó adelante la delimitación y nombramiento de dicho entorno como área recreativa José Ferro en homenaje al antiguo propietario del molino, cedido gratuitamente al patrimonio pontés. El pleno también abordó la solicitud de compatibilidad para la realización de una actividad privada del edil de Deportes, Chicho Tembrás. Xuntos y BNG votaron en contra.

Mociones

En total fueron 10 las mociones presentadas por la oposición: nueve del BNG y una de Xuntos por As Pontes. Los nacionalistas sacaron adelante su propuesta para adoptar medidas de control del radón en los edificios municipales y para elaborar un plan de conservación del parque de A Fraga. También se debatió acerca de la necesidad de dotar a As Pontes de una residencia de mayores. Los nacionalistas demandaron «máis colaboración da Deputación provincial» a lo que García contestó que «a moción é oportunista. O noso compromiso co proxecto segue firme».La inclusión de As Pontes en el plan del carbón 2019-2027 generó un agrio de debate. El BNG reclamó su adhesión, pero desde el gobierno local, García Chavarría, explicó que «aquí xa non temos mina, así que hai que negociar una solución que nos beneficie. Unha excepcionalidade para que se recolla a As Pontes no plan cunhas condicións determinadas».

Xuntos por As Pontes se quedó solo a la hora de proponer la creación de una red vecinal de locales seguros contra la violencia machista. El PSOE y el BNG coincidieron a la hora de apostar por el refuerzo de los profesionales especializados.

Fuente La Voz de Galicia

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios