La central de As Pontes será clave en la estrategia de Endesa para la eólica

La compañía confirma el futuro de la térmica y anuncia el cierre de dos plantas

381

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, anunció ayer en Madrid, en la junta de accionistas de la compañía, una inversión de 2.000 millones de euros para las energías renovables en España en los próximos cuatro años, fundamentalmente la eólica y la solar. En el primer caso, Galicia está llamada a captar parte de esas inversiones, ya que es un territorio con unas potencialidades y una base industrial muy fuerte en el sector. En este escenario, la central térmica de As Pontes -para la que José Bogas confirmó un futuro despejado al tener en marcha el proyecto para la adaptación de sus instalaciones a las exigencias medioambientales comunitarias- jugará un papel trascendental, ya que servirá de respaldo a la producción con energías renovables.

En el marco de ese plan estratégico de Endesa para el período 2018-2021 también se encuentra la instalación de una batería de litio que, según había subrayado la eléctrica, servirá para «mejorar la flexibilidad de la central para cubrir la demanda de electricidad en todo momento y para responder a las fluctuaciones de la carga impulsadas por fuentes de energía intermitentes».

La central pontesa está diseñada para producir de forma constante. La batería de iones de litio permitirá almacenar esta energía que en determinados momentos no pueda volcarse a la red.

Cierres en León y Teruel

Si bien ayer José Bogas despejó el futuro de la térmica pontesa y de la de Almería, su intervención sirvió para oficializar en España el anuncio de cierre de las centrales de Compostilla (León) y Andorra (Teruel), apelando a que las condiciones regulatorias y de mercado, tanto las actuales como las previsibles, las hacen inviables. Por ello, el plan contempla las actividades necesarias para iniciar su desmantelamiento a partir del 30 de junio de 2020, fecha de entrada en vigor de las emisiones de la Directiva de Emisiones Industriales (DEI), «operación que se efectuará con pleno respeto de los puestos de trabajo de los empleados de ambas centrales, el desarrollo de importantes inversiones en energías renovables y la búsqueda de alternativas para ambos emplazamientos».

«En la transición energética hacia un sistema energético totalmente descarbonizado va a ofrecer importantes oportunidades, especialmente en renovables; en electrificación de la demanda final de energía; y en modernización y digitalización de las redes de distribución», subrayó.

Fuente La Voz de Galicia

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios