La Audiencia Nacional avala que los jubilados de Endesa pierdan sus beneficios sociales

La Audiencia Nacional ha dictado una sentencia que avala que el personal pasivo de Endesa pierda sus beneficios sociales, que ascenderían a más de 500 millones de euros, fallo que puede afectar al resto de empresas del sector e, incluso, a otros sectores.

1.514

La Audiencia Nacional ha dictado una sentencia que avala que el personal pasivo de Endesa pierda sus beneficios sociales, que ascenderían a más de 500 millones de euros, fallo que puede afectar al resto de empresas del sector e, incluso, a otros sectores. Así lo ha establecido en una sentencia, a la que ha tenido acceso EXPANSIÓN, que da la razón a la empresa en el conflicto que le enfrenta a CCOO, UGT-FICA y CIG una vez que se rompieron las negociaciones del nuevo convenio colectivo el pasado diciembre tras meses de reuniones.

El periodo de prórroga o ultraactividad expiró el 31 de diciembre, con lo que la empresa pasó a mantener una relación individualizada con sus empleados, teniendo en cuenta el contrato de cada uno. Endesa dictó un acuerdo en el que se comprometía a respetar las condiciones laborales y sociales del personal activo hasta que haya nuevo convenio; tampoco se verían modificadas las condiciones del personal prejubilado o con acuerdo de salida, pero sí la del pasivo, es decir, los más de 24.000 jubilados de la empresa. 

En el caso específico del personal pasivo (jubilados), al no disponer de contrato de trabajo en vigor, estipuló que los beneficios sociales de los que venía disfrutando dejarían de aplicarse a partir del 1 de enero de 2019. Esto afectó a determinados beneficios sociales como la tarifa, por la que la empresa asumía el pago del suministro eléctrico, la ayuda de estudios o el seguro médico. 

Los sindicatos impugnaron esta decisión y la Audiencia Nacional se ha pronunciado por primera vez sobre este asunto, explica José Luis Fraile, socio de Sagardoy Abogados que ha asesorado a la empresa.

La sentencia considera que “las disposiciones de un determinado convenio colectivo que establecen cualquier tipo de beneficio, o derecho en favor de personas que no son titulares de contrato de trabajo en vigor al que resultase de aplicación el Convenio expirado, como sucede en el caso de los denominados pasivos y viudas/os y huérfanos de activos y pasivos, dejan de generar cualquier tipo de derecho o beneficio una vez concluye la vigencia ultraactiva del mismo, sin que sean susceptibles de ser contractualizadas pues no existe un contrato previo al que hayan dotado de contenido”.

El personal pasivo sólo recuperará derechos sociales si así se acuerda en el próximo convenio con efectos futuros, no retroactivos. El personal pasivo ascienda a 24.000, más que el activo. Los sindicatos estimaron que el coste total de los beneficios sociales asciende a 900 millones, con lo que el que afecta a los pasivos puede rondar los 500 millones.

A la espera de que los sindicatos recurran esta sentencia, la empresa se enfrenta el próximo día 12 a una Junta general de accionistas. Los sindicatos llevan semanas convocando huelgas y concentraciones.

Fuente Expansión

También podría gustarte
Comentarios