Santiago Bellas: “Las Amigus Labs sirven para intercambiar conocimientos, aprender unos de otros”

El ingeniero informático acaba de asumir la presidencia de la asociación Amigus, una entidad con 18 años de trayectoria y que ha promovido cientos de eventos para acercar las tecnologías a los ponteses.

1.208

Santiago Bellas Carballo trabaja desde hace un lustro para la firma Avansig – dedicada a proyectos de fabricación de drones, robótica y sistemas de información geográfica-.

¿Cuántas personas conforman Amigus?

Actualmente somos 16 promotores, todos gente preparada y profesional en diferentes ámbitos. No tenemos socios ni cuota anual por no disponer de un local para la asociación.

¿Es una de sus mayores reivindicaciones?

Sí, llevamos varios años peleando para que el Concello nos facilite uno. Solicitamos las instalaciones del extinguido CPI Monte Caxado, pero el consello escolar rechazó nuestra propuesta. Es una lástima, ya que entendemos que los principales beneficiarios de las actividades que programamos iban a ser precisamente los escolares. O esa era nuestra idea. También nos ofrecieron la Casa da Enerxía y otros locales, pero ninguno se concretó.

¿De qué manera influye disponer o no de un local?

Influye mucho. Primero, porque si lo tuviésemos podríamos promover más actividades y, segundo, porque cualquiera que estuviera interesado podría acercarse a hacer alguna consulta, aprender a utilizar una impresora 3D o descubrir un programa informático. Si conociesen lo que hacemos muchos se darían cuenta de lo útil que puede ser para sus empresas, por ejemplo. Además, contando con un local también tendríamos la opción de poner a disposición de todo el mundo nuestro material, que ronda los 150.000 euros.

¿De qué material se trata?

Contamos con una impresora 3D, un CNC, seis ordenadores cedidos por Endesa, un escáner 3D, estaciones de soldadura, un banco de pruebas de eficiencia energética de motores… A esto se suma todo el material que tiene cada uno y que también compartimos. Muchos de las herramientas las fabricamos nosotros mismos, porque no tendríamos capacidad para asumir su coste.

¿Esos proyectos los desarrollan en las Amigus Labs?

Sí, durante estos encuentros -las últimas veces se celebraron en el Lar de Endesa, pero resulta incómodo tener que transportar y recoger todo el material en apenas 48 horas-, vamos trabajando en diferentes proyectos. En la modalidad de Amigus Kids, los más pequeños aprenden y participan también en todo el proceso de fabricación de diferentes elementos, acercándose de una manera didáctica a las nuevas tecnologías y la robótica, un sector que está en auge. En la última, celebrada el pasado mes de marzo, calibraron ellos mismos el escáner 3D. El objetivo es que estas reuninos sirvan para intercambiar conocimientos, aprender unos de otros.

¿Cuánta gente suele acudir a estos eventos?

La media está entre 70 y 80 personas. Tratamos de organizarlos una vez al mes, aunque a veces no se puede. Es más, tenemos contacto con gente muy buena del sector de fuera de As Pontes que también estaría dispuesta a venir a dar formación, pero una vez más no nos podemos comprometer por la falta de un espacio propio.

¿En qué proyectos están trabajando ahora?

Estamos diseñando un nuevo barco solar. El año pasado conseguimos un segundo puesto en nuestra primera participación en la III Regata Solar organizada por Marine Instruments en Baiona, pero no tenemos una vitrina donde colocarlo (ríe). Este verano, el 22 de junio, repetiremos con una nueva embarcación, a la que sumaremos un coche solar, una nueva modalidad dentro de este evento.

Fuente El Progreso, por Marta Mancebo

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios