La macrourbanización de las cien viviendas en As Pontes sigue adelante

Si se cumplen las previsiones, este verano podría comenzar la fase de edificación

314

La macrourbanización impulsada por la Sociedade Cooperativa Galega Canle IV de As Pontes sigue siendo uno de los grandes proyectos urbanísticos de la comarca. Pero, hasta el momento, los trámites no le han permitido despegar por completo. Al menos para advertir cómo los trabajos de edificación se ponen en marcha. En el aire, la construcción de un centenar de viviendas que supondría una gran inyección económica para el municipio. Más si cabe en un momento como el actual con un horizonte que se mira con recelo, mientras no se consiga despejar si se garantiza o no la tan demandada transición energética justa.

¿Cuál es el origen? 

Aunque han pasado muchos años desde que se comenzó a hablar del proyecto, no fue hasta el primer trimestre del 2015 cuando se constituyó la Sociedade Cooperativa Galega Canle IV de As Pontes, que aglutina a los vecinos interesados. Está previsto que el complejo residencial quede asentado en una parcela de más de 140.000 metros cuadrados. Los cooperativistas, que han desembolsado unos 16.000 euros por persona, ya son los propietarios de ese terreno tras la compra a Endesa.

¿En qué punto se encuentro el proyecto? 

Los cooperativistas continúan reuniéndose periódicamente. El último encuentro se produjo el pasado mes de octubre. ¿El próximo? Este viernes. Será una reunión a la que también asistirá el concejal de Urbanismo, Antonio Alonso. Atendiendo a plazos «realistas», asegura Xaime Castro, presidente del colectivo, «si as cousas van segundo deben ir, este verán deberíamos estar edificando». No obstante, y a tener de lo acontecido hasta ahora, Castro muestra cierta prudencia con las fechas puesto que, hasta el momento, han tenido que superar ciertos contratiempos que han retrasado algunos de los trámites necesarios para dar salida al proyecto.

¿Próximos pasos? 

Quedan dos trámites fundamentales. Uno de ellos, la segunda aprobación provisional, para así alcanzar la definitiva. En el mismo pleno, también se abordará el capítulo de alegaciones y, así, se dará carpetazo a una de las fases más farragosas. A partir de ahí, se abrirá el proceso habitual a la hora de iniciar cualquier tipo de construcción. «Aspectos como a petición de licencias que ten que facer calquera á hora de levantar unha casa», resume Castro.

¿Cuál es el perfil de los cooperativistas? 

El grupo de cooperativistas es del todo heterogéneo, con parejas jóvenes, pero también con una gran presencia de prejubilados y jubilados del complejo eléctrico. En ese sentido, Castro sostiene que «hai xente que ten agora unha vivenda que deixarán para os fillos, así dalgunha maneira garántese que, o que faga aí unha casa, non se vai ir dentro de catro días a vivir a outro sitio. Así que este proxecto tamén axudará a fixar poboación. Los retrasos han sido encajados con resignación por parte de las cien familias implicadas. A pesar de todo, algunos han mostrado su intención de ceder su participación en la cooperativa.

¿Qué inversión económica se estima? 

La Sociedade Cooperativa Galega Canle IV calcula que la construcción del centenar de viviendas supondrá un desembolso de unos 20 millones de euros. «Creo que neste momento para este pobo sería un regalo. Sobre todo para este sector da construción, pero aquí móvense tamén outros como a madeira ou os mobles», señala.

¿Por qué modelo de casas se han decantado? 

En asamblea, los cooperativistas dieron luz verde a los dos modelos de viviendas unifamiliares: construcción de planta baja (70 %) y tres habitaciones y de dos alturas con el mismo número de estancias (30 %). Aunque, «algunha aínda podería contar con algunha habitación máis». Sobre el precio, Castro, indica que «será axustado e dependerá da nosa elección».

Fuente La Voz de Galicia

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios