Los transportistas del carbón levantan los encierros por Navidad

El colectivo retomará las protestas el próximo 7 de enero

118

Tras más de cien días, los transportistas del carbón levantaron ayer los encierros en los concellos de As Pontes y Ferrol para reivindicar soluciones que garanticen el futuro de la térmica. Y lo hicieron para poder disfrutar, al menos un poco, de la Navidad. Se trata de un parón breve pues avanzan que la protesta volverá con fuerzas renovadas una vez que pasen estas fechas especiales.

«Tamén nós temos dereito a vivir cos nosos estas festas», apuntaba ayer Manuel Bouza, presidente de la asociación del colectivo de transportes que se ocupaba de trasladar del carbón desde el puerto exterior de Ferrol hasta la central pontesa. Y lo hacía justo antes de anunciar que los encierros se reanudarán la jornada del 7 de enero.

«Estamos nunha situación moi complicada, e hai moitos autónomos que van ter difícil saír desta», sostiene Bouza, mientras recuerda que buena parte de los profesionales llevan más de ocho meses sin ingresos. Los transportistas fueron los primeros en sufrir las consecuencias del parón de la térmica y también los primeros en levantar la voz para reclamar una transición energética justa. La última, la marcha del carbón que los llevó hasta el viceconsulado de Italia -país de Enel, propietaria de Endesa- en A Coruña, recabando apoyos a su paso. «Non imos deixar que as nosas demandas decaian», señala el portavoz de los transportistas, asegurando que el día siguiente a la festividad de Reyes volverán a encerrase en las casas consistoriales pontesa y ferrolana en turnos de ocho personas y doce horas.

Bouza se muestra convencido de que la central podrá volver a funcionar con biocombustibles y que las pruebas que se están realizando para comprobar la viabilidad de operar con menos carbón serán positivas.

Fuente La Voz de Galicia

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios