Endesa ofrece prejubilaciones con el 80% del sueldo para uno de cada 10 empleados

La eléctrica dirigida por José Bogas ha propuesto a los sindicatos un plan elástico de bajas incentivadas al que se podrán acoger trabajadores a partir de los 50 años

603

Endesa y los sindicatos mayoritarios que representan a los 9.000 empleados de la plantilla esperan recibir esta semana el laudo arbitral para dirimir, entre otras reclamaciones, la batalla para que los trabajadores y jubilados de la eléctrica puedan seguir teniendo derecho a luz gratis. A la par, según distintas fuentes, la compañía ha ofrecido a UGT, dentro de las negociaciones del V Convenio Colectivo, un programa de bajas incentivadas con el que pretende reducir la fuerza laboral en unos 1.000 trabajadores, algo más del 10% de la plantilla en España.

Tanto UGT, próximo a Endesa, como CCOO, en guerra abierta con la empresa, aguardan con ansiedad la decisión de Manuel Pimentel, exministro de Trabajo durante el primer Gobierno de José María Aznar, que esta semana debe dictar sentencia sobre si hasta 30.000 empleados y jubilados de la eléctrica tienen derecho o no a seguir disfrutando de contadores gratuitos, con independencia de la potencia que gasten. Ambas partes se sienten ganadoras de este conflicto, pero algunas fuentes apuntan a que el abogado se decantará por una postura intermedia, según la cual los afectados podrán seguir disfrutando de luz gratis, pero con un límite de consumo, que podría oscilar entre los 5.000 y los 6.000 kilovatios al año.

La propuesta inicial de Endesa fue la de concederles sin recargo hasta 2.500 kilovatios por hogar al año, y a partir de ese consumo y hasta 9.000 kilovatios, dar otro tipo de compensación, pero únicamente a los trabajadores en activo. La horquilla de consumo no es aleatoria, porque el consumo medio de una familia en España es de unos 3.500 kilovatios anuales, pero el gasto medio de luz de un hogar de un empleado o jubilado de Endesa es de 9.000 kilovatios.

La petición de arbitraje fue solicitada el pasado octubre por las tres secciones sindicales presentes en la comisión negociadora —UGT, CCOO y SIE— y recomendada por la Dirección General de Trabajo tras más de un año de conversaciones fallidas. Cuando la empresa accedió a esta petición, la condicionó a la retirada de la vía judicial en la que se encuentra el conflicto, lo que fue aceptado solo por UGT, mientras que CCOO abandonó esta vía para solucionar esta guerra, que tiene una factura aproximada de 40 millones de euros, según Endesa, y de 160 millones, según el sindicato más afín a la compañía.

En cuanto se conozca el laudo, Endesa va a poner encima de la mesa un plan de bajas incentivadas que afectará al menos a unos 1.000 trabajadores.Según las mismas fuentes, el grupo dirigido por José Bogas va a ofrecer la posibilidad de que se acojan a la prejubilación todos aquellos empleados que hayan cotizado al menos 25 años a la Seguridad Social, con independencia de su edad. Los años restantes —hasta el mínimo de 40 exigido por la ley— para cobrar la pensión serán cubiertos por la compañía con una compensación variable en función del periodo que les falte hasta la edad práctica de jubilación.

Así, por ejemplo, a los que les reste 15 años, se les ofrecerá cobrar hasta un 60% de su salario hasta que les llegue la hora de recibir la pensión por parte del Gobierno. A los que les queden 10 años, Endesa les abonará cerca de un 70% de su remuneración anual, mientras los que tengan 60 años o más y aún deberían trabajar al menos cinco años, percibirán alrededor del 80% de su nómina.

Fuente ElConfidencial

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios