El Gobierno admite alternativas para la actividad en As Pontes, pero recalcan que es una transición lenta

Desde el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico, dirigido por la vicepresidenta socialista Teresa Ribera, admiten que desde las centrales térmicas con un cierre programado por el uso de carbón ya han propuesto una serie de alternativas “muy interesantes”. No obstante, desde el departamento concluyen que estas transformaciones “no ocurren de la noche a la mañana”.

280

Gobierno, empresas, sindicatos, ayuntamientos y gobiernos autonómicos se encuentran inmersos en la búsqueda de alternativas para prorrogar la vida de las centrales térmicas más allá del carbón, cuya fecha de caducidad está cada día más cerca. Por eso, desde el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico afirman que están estudiando propuestas “muy interesantes” para lograr esto.

Sin embargo, la propia vicepresidenta Teresa Ribera, que ostenta esta cartera, enfría la solución a esta problemática, ya que estas transiciones “no ocurren de la noche a la mañana”. Con todo, subraya que gracias a estas propuestas “se están reactivando poco a poco cosas que debían ocurrir desde hace mucho tiempo” y que confían en firmar este mismo mes o a principios de marzo, un “acuerdo tripartito” entre la Administración General, empresas y sindicatos sobre el futuro de las térmicas. 

Además, ante las críticas, Ribera sostiene que el Gobierno no es el encargado de cerrar las térmicas, sino que estas se ven abocadas al cese de su actividad a consecuencia del “incumplimiento de una norma, y previo proceso administrativo o sentencia judicial“. A su vez, ha puesto el foco sobre las “limitaciones ambientales” marcadas por la Unión Europea, que ya ha iniciado el proceso para poner fin al uso del carbón en el continente. 

PRUEBAS DE BIOCOMBUSTIBLE

Mientras, las pruebas de biocombustible en la central térmica de As Pontes siguen programadas para finales de este mes, tal y como confirmó el alcalde pontés González Formoso el pasado enero. Instituciones como INEGA e IGAE serán las encargadas de evaluar la viabilidad según el resultado de las pruebas.

En este primer intento se evaluará el uso de lodos como biocombustible para mantener la actividad en la central, a la que el alcalde y presidente de la Diputación de A Coruña aspira a convertir “en algo distinto de lo que fue hasta ahora de quema de carbón”.En esa línea, admite que el objetivo del Gobierno es “la sustitución del carbón a medio plazo”, pero para ello reclama “más ayudas” y “un trato adecuado” en el reparto de fondos europeos para “reinventar” la industria de la zona que arrastra “una pérdida de empleo importante desde el 2000”.

Fuente GaliciaPress

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios