José Luis Castro, consejero delegado de Viuda de Servicio Móvill: «Me hubiera gustado haber podido estudiar. La zoología es mi pasión»

La empresa de As Pontes custodia 500 kilómetros de documentación clínica, bancaria y aseguradora

969

José Luis Castro forma parte de una familia de diez hermanos -uno de ellos falleció muy pequeño de meningitis, «una enfermedad mortal por necesidad en aquellos momentos»-, de los que siete son varones y dos -las más pequeñas- mujeres. ¡Por fin unha nena! dijo su padre cuando llegó María José. Todos se llevan bien, y prácticamente todos, a causa de la enfermedad de su padre, tuvieron que empujar desde muy jóvenes en un grupo que hoy factura 77 millones y tiene 2.000 empleados. La holding se llama Viuda de Severiano Castro e Hijos e incorpora 18 empresas. La más importante en cuanto a volumen de operaciones es Servicio Móvil, con más de 70 centros de trabajo.

-Mi padre fue un emprendedor. Él y su hermano, siendo jóvenes, llevaban la electricidad a las aldeas, en el entorno de As Pontes. Montaban en los molinos que había en los riachuelos plantas hidroeléctricas pequeñitas. Él se caracterizó por ser «bastante inventor». Esta tarea la compaginaba con el torneado de madera. De un molino que tenía vino la fabricación de piensos. Los hermanos empezamos a trabajar (solo hay que imaginar que éramos una familia numerosa con un padre bastante enfermo) porque las posibilidades de estudio eran las justitas. Soy el quinto de los diez hermanos, y de mí para adelante, ya tuvieron más.

-El grupo incorpora empresas de fabricación de pienso, de jardinería, de elementos de madera y decoración, una compañía de ambulancias y servicios sanitarios, una de robótica muy relacionada con logística y almacenes, y acaban de entrar en una pequeña firma de inteligencia artificial (diagnóstico de imagen cerebral). ¿Y toda estas ramificaciones? 

-Las ramificaciones ya las acometimos nosotros. El origen de Servicio Móvil fue a raíz del nacimiento de la central térmica de As Pontes. Con un camioncito que teníamos para otras actividades comenzamos a realizar mudanzas. En la zona no había ninguna empresa de este sector. Con esta actividad llegamos a Asturias, León, Vilalba, Lugo… Fuimos cubriendo más servicios para Endesa(Carboneras central de Andorra Teruel). Llegó el momento de comprar un camioncito más grande. La Armada en Ferrol también tenía muchos movimientos en Cádiz, Madrid… Éramos una empresa innovadora y dábamos un servicio de mayor calidad que la competencia: hacíamos el traslado pero redecorábamos la casa: instalábamos las persianas, las lámparas… Y lo hacíamos los hermanos. Ganamos mercado. Todo ello fue derivando a entornos de actividad distintos. Como nos gustan los retos, comenzamos con traslados de cierta complicidad. Por ejemplo, el de la Biblioteca de la Universidad de Santiago, con miles y miles de volúmenes que colocamos con orden. Nos hicimos cargo de los movimientos del Archivo de Indias, el Archivo General de Navarra, Biblioteca Nacional de Cataluña, Archivo Simancas…

-¡Madre mía! 

-A partir de estar especializados en mudanzas de archivos y bibliotecas, surgió la necesidad en el sector sanitario. Vimos en ese momento la oportunidad también de dar gestión.

-Hoy Servicio Móvil es la líder de gestión de documentación clínica. Creo que son 26 millones de historias clínicas de 150 hospitales en España. 

-Sí, custodiamos 500 kilómetros de documentación clínica, bancaria, de aseguradoras… Nos estamos abriendo camino en el sector sanitario en Portugal. Somos líderes en gestión de documentación clínica, que ahora estamos transformando a digital. El siguiente paso en este campo es trabajar sobre la explotación de datos en distintos ámbitos: banca, compañías de seguros… [Ofrece un nuevo dato] En la Oficina Europea de Patentes y Marcas llevamos todo el tema de registro y control de patentes en la Comunidad Económica Europea.

-De una oportunidad… 

-De una oportunidad nos aparecen ramificaciones de negocios y las aprovechamos. Mantengo una máxima: tenemos que ir hacia procesos complejos, para incrementar el valor añadido que le damos al cliente y conseguir, así, distanciarnos de la competencia.

-Es mejor trabajar lo difícil que lo fácil. 

-Claro, es más difícil entrar, pero al final ese trabajo es lo que te distingue.

-Y el beneficio es mayor. 

-En algunos casos sí, en otros no porque lo que ofreces también tiene un mayor coste. [Sin frenar la conversación continúa] Nos diversificamos hacia logística de distinto tipo. Por ejemplo los fungibles sanitarios que consumen hospitales (de Galicia, de Aragón, de Andalucía). Gestionamos la recepción de todo lo que se compra, su almacenaje, preparación y distribución al punto de consumo del hospital. Los fungibles son desde un bolígrafo para administración, una prótesis de cadera, las gasas… En materia de digitalización, lo que nos diferencia de los demás es que damos un servicio a demanda del cliente y a la carta; con mecanismos de indexación al sistema, a la historia clínica del paciente. Solo digitalizamos aquello que se demanda por la necesidad de un enfermo que tenga alguna patología o tratamiento. No digitalizamos un pdf y se lo pasamos a la empresa. Eso es ingestionable. Damos un servicio distinto y somos los líderes en ese entorno también. La documentación clínica se mantiene con unos estándares de rigor y calidad extremos. Tenemos que pasar controles muy rigurosos por parte de la Agencia de Protección de Datos, y nunca hemos tenido una sanción. Tenemos un código de conducta muy, muy estricto.

-Con esta compañía, grande y líder, le preguntaría: ¿usted qué estudios tiene? 

-EGB.

-¿Echa de menos haber estudiado? ¿Qué le hubiera gustado hacer? 

-Sí. El mundo de la biología y de la zoología son mi pasión. También echo en falta no haber tenido formación económica.

-Pero usted conoce lo que es facturación consolidada, ebitda,.. 

-Sí, lo sé. Pero me hubiese facilitado el trabajo esa formación. En cualquier caso, sí he aprendido a rodearme de gente que sabe hacer. El resto, sentido común.

-¿Qué es lo que mejor hace? 

-Ver negocios. Eso sí. Normalmente, me huelen o no las cosas. Te equivocas, sí, pero no tengo miedo a afrontar el riesgo. Medido.

-¿Le gusta afrontar riesgos? 

-Sí, sí, sin problema ninguno.

-No deja de dormir por un proyecto nuevo. 

-No, y me costó mucho. De joven me llevaba al trabajo el fin de semana a casa. Los niños eran pequeños. Pensé: «esto no es bueno. No tiene sentido que esté perdiéndome la infancia de mis hijos. Lo tengo que cortar ya». Ahora desconecto totalmente. Y los problema te esperan.

«Con lo que estamos haciendo, el planeta nos acabará escupiendo»

En As Pontes está el centro neurálgico de la compañía

-Sí, nacimos allí. Se vive bien en un pueblo pequeño, quizá no sea el más bonito. Quizá sea el más feo de la provincia, pero es el mío. Un día casi me matan por decirlo, pero… Vivo allí, allí tengo a mis amigos. Soy muy amigo de mis amigos. Disfruto de la misma pandilla desde que tenía 16 años. Somos los siete u ocho amigos de siempre que ahora vienen con sus parejas, con sus hijos y con sus nietos.

-¿Qué ocurrirá con el cierre de Endesa? 

-Hay una gran inquietud. La noticia está causando un efecto negativo en la valorización de las cosas. Ves pisos a la venta en todas las esquinas. Vivimos una psicosis generalizada. Espero que algo de la empresa quede en la comarca. Creo en la transición a las energías limpias, pero con un orden. No podemos pasar de A a B en cuatro días. Estamos viendo lo que estamos haciendo con el planeta, lo mal que lo tratamos. En 500 años nos va a acabar escupiendo. Como pasó en otros períodos: véase que lo que ocurrió a causa del impacto de grandes meteoritos o erupciones masivas volcánicas… Volverá a suceder. estoy seguro. Y posiblemente será porque acabaremos machacando la atmósfera. Desapareceremos, y el planeta seguirá en pie, y la vida volverá a recuperarse, posiblemente, dentro de millones de años, pero lo hará.

-Lo cuenta como un ciclo normal. 

-Será un ciclo normal para el planeta. Recuerde las distintas evoluciones de las distintas especies bien sea en el período carbonífero, en el jurásico…La vida desapareció y volvió a aparecer. Por distintos motivos, algunos posiblemente por sobrecalentamiento, otros por desviación de la ruta de la tierra en relación al sol. Pudiera ser por impactos de grandes meteoritos. Conocemos momentos en los que hubo distintas causas por las que el planeta sufrió prácticamente una devastación total. Y se volvió a recuperar. Creo que ahora mismo los humanos estamos colaborando a que suceda una situación de ese tipo. Antes que después, pero creo que pasará. Quizá promovida por el ser humano. Considero que la humanidad está de paso, aunque nos creamos los dueños del planeta. Yo nunca lo entendí así.

Fuente La Voz de Galicia

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios