La industria que puja por ser más verde

Bruselas quintuplica los fondos para la transición justa de los que aspiran a beneficiarse As Pontes y Ferrolterra

347

El tren de los fondos europeos para favorecer una transición justa tiene en la comarca ferrolana dos paradas principales: por un lado, el municipio pontés, en donde se encuentra la central térmica de 1.400 megavatios para la que Endesa ha solicitado su cierre, y por otra los concellos de la ría, en donde se erige uno de los principales focos de fabricación de componentes para la eólica marina en España, y también en donde se asienta una planta de regasificación. Bruselas había propuesto hace unos meses destinar a España 376 millones de euros del Fondo de Transición Justa comunitario para compensar a los territorios que se viesen afectados por el proceso de descarbonización, pero la pandemia del covid-19 ha mudado esos planes, multiplicando por cinco los recursos que destinará para tal fin, de forma que ahora prevé inyectar a este país 1.806 millones. Si el Gobierno distribuye equitativamente ese incremento, Galicia pasaría de recibir 50 millones de euros a unos 250.

Las autoridades comunitarias buscan que, como fecha límite, en el 2050 dejen de utilizarse los combustibles fósiles para la generación de electricidad y se opte por incentivar las inversiones en fuentes e infraestructuras renovables. Con ese doble objetivo, tanto As Pontes como Ferrolterra tienen mucho que decir. Junto con Meirama, la villa minera de la comarca eumesa son las zonas más afectadas por el desmantelamiento de sus centrales térmicas. En As Pontes, todas las miradas están puestas en la segunda oportunidad que podría tener la térmica sustituyendo la mayor parte del carbón con el que genera electricidad por biocombustibles, como lodos de depuradoras, aunque desde el ámbito político y empresarial ya se buscan nuevos proyectos para asentar en su demarcación municipal.

El alcalde, Valentín González Formoso, considera que el anuncio realizado por las autoridades comunitarias de incrementar los fondos para propiciar una transición justa arroja una luz positiva para su concello. «Si se confirma, es una buena noticia porque supondría quintuplicar los fondos y nos van a hacer falta todos los recursos de los que podamos disponer para afrontar esta transición». No obstante, apela a la prudencia. «De momento es una propuesta de la Comisión, que vemos con muy buenos ojos y esperamos que se haga realidad pues ayudaría a territorios más afectados por la descarbonización». 

Buen ecosistema

El eurodiputado socialista Nicolás González Casares sostiene que tanto la producción energética con renovables como la eólica off-shore «son las tecnologías por las que más se va a apostar», y en ese sentido reseñó que existe un «buen ecosistema», tanto en As Pontes como en Ferrolterra, para poder beneficiarse de esos incentivos. «Es un momento muy importante para que haya proyectos. Hay que dar la bienvenida a ese incremento de los fondos, que actuarán de pulmón para que las zonas puedan salir adelante», afirmó. Además, señaló que la planta de Reganosa a medio plazo podría lanzar iniciativas ligadas a otros combustibles ecológicos. 

También Ángel Mato, alcalde de Ferrol, considera que «ahora la oportunidad es única» para intentar relanzar las energías verdes. «Lo que hace falta es que las administraciones lideren los contactos con las empresas privadas para que puedan presentar proyectos industriales que se beneficien de estas medidas», aseguró. Además, incidió en el entramado empresarial existente en la zona -que cuenta con fábricas de palas, astilleros, firmas metalúrgicas y energéticas, entre otros-, que ya ejecutan actualmente proyectos vinculados a las energías verdes.

Fuente La Voz de Galicia

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios