La térmica pontesa prueba sus nuevas instalaciones tras la reforma

La planta desulfuradora de la central ya funciona desde el pasado lunes

1.160

Endesa ha finalizado las obras de transformación de la central térmica de As Pontes para adaptarla a los requerimientos ambientales marcados por la Directiva de Emisiones Industriales (DEI) y a las normas comunitarias Bref, con el fin de que sea menos contaminante. Recientemente han culminado los trabajos de construcción de la planta desulfuradora, y desde el pasado lunes se están desarrollando las pruebas para analizar cómo están funcionando esas nuevas instalaciones.

Las evaluaciones se desarrollarán a lo largo de entre uno y dos meses, por lo que está previsto que finalicen, como máximo, a mediados de agosto. El objetivo de la planta desulfuradora es el de reducir las emisiones de óxido de azufre a la atmósfera al menos hasta la mitad.

Ignacio Sainz, director de la central térmica pontesa, explica que la planta desulfuradora utiliza un lavado de los gases, a través de un proceso en el que usa agua y caliza. En este procedimiento se producirá yeso, que será recuperado y podrá ser utilizado en el sector de la construcción. La entrada en operación de estas instalaciones está produciendo, además, un efecto que es visible en el municipio: el penacho que sale de la chimenea se hace más evidente, ya que está cargado de humedad, lo que ha provocado que algunos vecinos de As Pontes se hayan dirigido a la empresa para preguntar si ese fenómeno es normal.

Las primeras jornadas de operación de la desulfuradora se está dejando ya notar en las emisiones de óxido de azufre. Si antes de su entrada en funcionamiento, se situaban en cifras de entre 360 y 400 miligramos de masa por metro cúbico de gas, se están registrando cuotas por debajo de los 200 e incluso de los 100. En algún caso, explica, se han acercado a la cuota cero.

En cualquier caso, el máximo responsable de la térmica pontesa se muestra satisfecho de cómo están resultando las evaluaciones, en las que se prueban distintos escenarios.

Todo el personal

En el desarrollo de estos ejercicios se está implicando todo el personal que se ha encargado de ejecutar la obra de adaptación de las instalaciones, e igualmente la plantilla de la térmica de la villa minera.

Endesa ha realizado una inversión de 217 millones de euros en la transformación de la planta pontesa. El contexto de descarbonización de la economía y el incremento de los precios en los derechos de emisión llevó a que durante el último año la central apenas haya funcionado, y a que la compañía solicitase por ello, a finales del pasado ejercicio, el cierre de las instalaciones. No obstante, antes de decidir definitivamente sobre la clausura de la central, probará la operatividad de sus dependencias, usando una mezcla de carbón con biocombustibles y, de ser satisfactorias, la firma revertiría esta decisión y optaría por continuar produciendo.

Fuente La Voz de Galicia

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios