Endesa suspende las pruebas con biocombustibles en la central de As Pontes

Responde así al bloqueo a sus instalaciones iniciado el jueves

187

Endesa ha respondido al bloqueo de su central térmica y a la del ciclo combinado con la suspensión de las pruebas de biocombustibles que tiene en marcha en la planta de carbón. Una treintena de camiones cierran los accesos a ambas instalaciones, para impedir la salida de material de dos de los grupos generadores de la central térmica, que la eléctrica ha renunciado a modernizar.

La protesta, originada por los sindicatos CC.OO., UGT y CIG y a la que se sumaron los transportistas del carbón, contó inicialmente con el apoyo del comité de empresa y los agentes sociales y políticos de As Pontes. En las primeras negociaciones llevadas a cabo en la jornada del jueves, los portavoces de los trabajadores de las subcontratas lograron el compromiso de Endesa de trabajar con las administraciones y las centrales para establecer un listado único de los empleados auxiliares actuales de la térmica, ya que hasta ahora se manejaban tres distintos. Se trata de un pacto de importancia para futuras recolocaciones de esos empleados.

Sin embargo, los transportistas no consideraron que lo que les ofrecía Endesa era suficiente para levantar la protesta. Ayer, de nuevo se volvió a llevar a cabo una reunión de las partes en conflicto, sin que se alcanzase un acuerdo.

Reclamaciones

Fuentes de Endesa afirman que «no puede permitir el bloqueo de su central por quienes plantean unas reclamaciones que no está en su mano atender», en alusión a los transportistas, que han criticado que, pese a las promesas de las administraciones públicas, no hayan recibido ayuda alguna a su situación. Además, la empresa acusa a los transportistas de «despreciar el diálogo y la colaboración ofrecida para alcanzar una transición justa hacia la descarbonización en curso».

Además de las pruebas con biocombustibles —la última fase iba a desarrollarse la semana próxima— Endesa ha suspendido también la reunión prevista para el martes día 27 con las empresas contratistas. La eléctrica sostiene que es una «dolorosa consecuencia que solo es achacable a los que impiden la actividad ordinaria en la instalación y privan a la plantilla de su derecho al trabajo con normalidad».

Manuel Bouza, portavoz de los transportistas, aseguró que la reunión con la empresa —a la que acusan de incumplir su compromiso de no mover material de la térmica hasta que terminen las pruebas— se había saldado sin acuerdo por la postura de la energética. Además, anunció que los camiones permanecerán en las entradas de las centrales mientras no se alcance un acuerdo.

Fuente La Voz de Galicia

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios