Endesa As Pontes no pudo poner en marcha los cuatro grupos de carbón por falta de personal

Red Eléctrica solicitó a la empresa que activara todos sus ciclos convencionales ante la intensa demanda energética por la ola de frío, pero la factoría tuvo que declarar su indisponibilidad

89

El comité de Endesa denuncia el desmantelamiento camuflado que está llevando Endesa en la central térmica de las Pontes y que quedó en evidencia la pasada semana cuando Red Eléctica Española reclamó la puesta en marcha los cuatro grupos de la central – que suman 1.468 megawatios de potencia- debido a la alta demanda de energía a causa del temporal de frío. La falta de personal impidió activar todas las turbinas y solamente se pudieron poner en marcha los grupos 1 y 2, pero no los grupos 3 y 4, teniendo que declarar la empresa indisponibilidad.

A pesar de la falta de mantenimiento por la reducción de personal, explica el comité, sí se pusieron estos dos grupos en funcionamiento “gracias a experiencia, capacidad y profesionalidad de los trabajadores y de las trabajadoras, aunque para ello fue necesario llamar a gente que estaba de vacaciones”. Añaden que “si no fuera por el recorte de la plantilla podría sí se podría haber producido la electricidad demandada”.

Para la representación social, lo acontecido estos días refleja que la empresa acometió esta drástica reducción de personal con todos los grupos disponibles “amparándose en que no iban a ser reclamados para su producción”. Cabe destacar que con el uso del carbón el coste de generación de energía ronda los 55 euros el megawatio, mientras que con la energía eólica el precio medio diario de este pasado jueves fue de casi 89 euros el megawatio, de ahí que Red Eléctrica haya demandado a Endesa poner a funcionar su central a toda máquina.

Reincorporación de personal trasladado

En este sentido, subrayan que los trabajadores y trabajadoras, tanto de la principal como de las auxiliares, son imprescindibles para un mantenimiento y funcionamiento acomodado de las instalaciones. Y apuntan a los problema de seguridad que se pueden dar por el ritmo de trabajo “enormemente exigente y bajo condiciones de presión”.

De hecho, explican desde el comité que el personal tiene que prolongar su jornada laboral e incluso “se dan situaciones tan rocambolescas como que Endesa, par suplir la falta de efectivos, solicitó reincorporaciones de personal que estaba de permiso previo a la jubilación o que ya se había incorporado en su nuevo destino”. Por eso, desde el comité destacan que “todo este personal es imprescindible y no merece ‘el premio’ de ir al paro o ser trasladado forzosamente la otros destinos”.

Desde el comité también valoran tomar medidas legales por el acontecido la causa del desmantelamiento de personal, ya que los trabajadores actuales “nos vemos obligados y coaccionados a la realización de trabajos y horarios extra par cumplir los compromisos de Endesa”.

Fuente Enfoques.gal

Consegue en tempo real avisos de novos artigos no teu dispositivo, subscribete agora.

También podría gustarte
Comentarios